A lo largo de este año se podrán poner en marcha, con cargo a esta convocatoria, dos nuevas Universidades Populares, pudiendo acogerse a la misma los ayuntamientos que así lo deseen siempre que no la hayan tenido anteriormente, ha informado la Diputación en nota de prensa.

La cuantía establecida por la Diputación como subvención a la creación de estos dos nuevos centros asciende a la cantidad de 9.000 euros, una ayuda de 4.500 euros como máximo para cada proyecto, atendiendo con ello a los gastos que se generen como consecuencia del desarrollo de actividades de los programas presentados.

Los ayuntamientos interesados deberán formalizar su solicitud conforme a la convocatoria hecha pública en el BOP de fecha 18 de marzo, por vía telemática, adjuntando además el proyecto de la actividad a subvencionar, con una temporalización de septiembre de 2015 al 29 de febrero de 2016.

Se unirá un presupuestado detallado de la actividad desglosado en un cuadro financiero, estudio y elaboración de una encuesta sobre motivaciones y demandas socioculturales de la localidad, organigrama de la Universidad Popular, informe de las instalaciones en donde irá ubicado el centro y compromiso institucional del Ayuntamiento para su creación y mantenimiento.

Publicidad

Todos los ciudadanos tienen derecho a la cultura

Uno de los objetivos prioritarios de la Diputación y de los consistorios es dotar a sus municipios en general, y en especial a la población potencialmente activa, de un nivel cultural mínimo al que todos los ciudadanos tienen derecho, un nivel cultural que les permita su realización intelectual y social, así como propiciar la formación y el conocimiento necesario que les lleve a aprovechar las posibilidades que les ofrece su entorno más inmediato sin necesidad de marcharse en busca de un trabajo.

"Desde esta perspectiva, el planteamiento de la Diputación Provincial de Ciudad Real", comenta el vicepresidente y diputado responsable de Cultura, Ángel Caballero, quien añade que el objetivo "es fijar la población en un intento de evitar el progresivo despoblamiento que, de forma paulatina, se viene produciendo en las diferentes comarcas de la provincia, aunque en algunas es más acusado que en otras".

"De ahí nuestro interés por impulsar y potenciar las Universidades Populares, porque a través de ellas se persigue ampliar y profundizar los conocimientos de los jóvenes y adultos así como contribuir al desarrollo integral de la persona fomentando la participación ciudadana, mantener las tradiciones y promover la educación ocupacional, entre otras cosas", indica Ángel Caballero.