El candidato socialista a presidir la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avisado de que, tras las urnas, por parte del PSOE "no va a haber un gobierno de coalición", lo que "no quiere decir que no se hable y discuta con todo el mundo".

A preguntas de los medios este martes tras un desayuno informativo en Talavera de la Reina (Toledo), ha lamentado además que desde el PP "se utilice a Podemos para meter miedo a la gente", y ha incidido en que los 'populares' utilizan este "miedo" para "distraer a la gente del miedo que da Cospedal".

Ha subrayado además la imposibilidad por su parte de llegar a acuerdos con el PP. "No me pidan que sea un héroe y llegue a acuerdos con Cospedal, eso ella no lo puede hacer con casi nadie, ni siquiera en el PP", ha insistido.

A su juicio, hablar de pactos "antes de saber lo que dice la gente" es "ciencia ficción", tras lo que ha puesto de relieve que va a jugar "este partido" con la intención de "sacar mayoría". "Y creo que la vamos a tener".

Publicidad

También ha señalado que los votantes "saldrán a la calle a votar en contra de Cospedal para que no pueda seguir cuatro años más", por lo que ha apuntado que "no se trata de eso, sino de encontrar una alternativa".

"Que los votantes no se despisten. El camino es el que representa el PSOE", ha incidido, poniendo el acento en que va a intentar que los votos para Podemos "vengan al PSOE", ya que por la ley electoral actual en Castilla-La Mancha "conviene concentrar el apoyo ciudadano".

Emiliano García-Page ha dicho, en este contexto, que nunca ha pactado con nadie "pagando algún peaje", como según ha recordado que ha pasado en su Gobierno en el Ayuntamiento de Toledo, donde "es evidente cuál ha sido el proyecto y quién lo ha liderado".