CCOO exige “poner fin al estado de excepción al que la Universidad de Castilla-La Mancha lleva sometida los últimos cuatro años”, en los que la UCLM ha sufrido un “drástico” recorte presupuestario del 24%, y ha perdido cerca de 500 docentes, 300 investigadores, 200 trabajadores de administración y servicios, además de gran parte del personal externo dedicado a limpieza, mantenimiento y seguridad.

Así lo han reivindicado hoy el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, Alfonso Gil, y el responsable de Universidad del sindicato, Francisco José Díaz; que en rueda de prensa ofrecida en Ciudad Real han recalcado que “CCOO no se resigna a que esta situación, a la que nunca debió llegarse, no sea excepcional. Su fin ha de estar próximo”

Gil ha recordado que CCOO ha utilizado durante toda la legislatura todas las armas a su alcance para atajar y minimizar los recortes presupuestarios, sociales y laborales a los que ha sometido el Gobierno de Cospedal a la UCLM y todo el colectivo universitario.

“Para frenar las agresiones de Cospedal a la Universidad, CCOO se ha movilizado con decenas de asambleas, concentraciones y manifestaciones; ha promovido festivales para recaudar fondos para los alumnos que no podían pagar las tasas; ha convocado huelgas; ha presentado en los últimos cuatro años más de 500 reclamaciones previas, más de 300 recursos de alzada, más de 200 recursos contencioso-administrativos y más de 50 recursos de apelación al TSJ-CLM… Y en muchos de los casos, los tribunales nos han dado la razón como en el caso del conflicto colectivo para todo el PDI-Laboral o los recursos ganados sobre el recorte del 3% de nuestro salario”.

Publicidad

Pero lo que no ha podido hacer ha sido negociar con el Gobierno, que ha prescindido del diálogo social, y mucho menos llegar a acuerdos. Por ello, CCOO reivindica la creación de la Mesa General de Negociación de Universidades prevista en la ley, en la que deben estar el Gobierno regional, el equipo de gobierno de la UCLM y los sindicatos representativos de los trabajadores de la universidad.

“El objetivo de la actuación de esa mesa ha de ser acabar con la excepcionalidad que padecemos y colocar a la universidad regional en el lugar que Castilla-La Mancha necesita y merece”, recalcó Gil.

“Es el momento de poner fin al ‘estado de excepción’ al que la universidad española, y muy especialmente la UCLM, ha estado sometida estos últimos años”, señaló Francisco Días, quien explicó que “este ‘estado de excepción’ se ha caracterizado por la retirada de los fondos necesarios para garantizar el normal funcionamiento de la universidad, la frustración de las aspiraciones y la lesión de los derechos de los distintos colectivos que integran la comunidad universitaria y la práctica imposibilidad de negociación y ausencia de diálogo con los representantes de la comunidad universitaria.

A la destrucción de empleo provocada por los recortes presupuestarios, “se ha sumado un drástico recorte de derechos sociales y laborales para los casi 4.000 trabajadores de la UCLM y para los más de 30.000 alumnos y sus familias: Se han incrementado las tasas un 43%, frente al 20% de la media nacional; ha disminuido la cuantía de las becas (422 alumnos solicitaron las de emergencia y a más de 300 se las denegaron) y han aumentado las exigencias para conseguirlas (además de las circunstancias económicas, se exige nota mínima excluyente)”

“Los casi 4.000 trabajadores de la universidad regional -2.300 docentes y 1.400 trabajadores del personal de administración y servicios- han visto desaparecer derechos laborales y económicos que tenían reconocidos desde hacía tiempo como la acción social, la carrera profesional, el recorte del 3% del salario en la Valoración de Resultados Profesionales y de la paga extra de 2012, etc. Para el personal externo ha sido incluso peor”

“Las inversiones en infraestructuras se han reducido casi el 90%, lo que ha supuesto la paralización casi completa de proyectos de construcción, conservación y reparación de las instalaciones existentes”…

Por todo ello, CCOO considera “imprescindible que se cumplan las previsiones legales y que, haciendo verdad las insistentes declaraciones que desde el gobierno regional y desde el equipo de gobierno de la UCLM, afirman querer dialogar, se cree de una vez la Mesa General de Negociación de Universidades, en la que el gobierno que tiene la obligación de financiar la universidad, el equipo rectoral que la gestiona y los representantes de los trabajadores que la hacen funcionar día a día negocien los servicios que se ofrecen, la cuantía de los fondos que se necesitan y las condiciones de trabajo de quienes trabajan en ella”

“Es imprescindible también es fijar un calendario de negociación de las mesas de PAS y PDI para recuperar una auténtica negociación bilateral con la universidad, pues la mayoría de las reuniones en este último periodo han sido meramente informativas, destinadas no a negociar, sino a presentar medidas ya decididas unilateralmente y que acaban siendo impuestas”.

“Puesto que, según dicen, la economía mejora y se empieza a crear empleo, desde CCOO reclamamos una financiación suficiente que nos sitúe en la media de la comunidad europea y que permita la recuperación de los empleos, del poder adquisitivo y de los derechos laborales perdidos, el incremento y mejora de la oferta educativa y la eliminación de las trabas económicas para el acceso a la universidad del alumnado con menos capacidad económica”

Con respecto a las elecciones sindicales en la UCLM

Los representantes de la Federación de Enseñanza de CCOO CLM CCOO también han instado “a los órganos de gobierno de la universidad a que se hagan eco del malestar existente y manifiesten su rechazo a los tres reales decretos con los que el actual gobierno de España pretende cambiar nuestro modelo universitario encareciendo la oferta educativa, devaluando las titulaciones de grado, provocando el despido de trabajadores docentes y no docentes y favoreciendo descaradamente a las universidades privadas en detrimento de las públicas”

Finalmente, Gil ha recordado que “vivimos momentos preelectorales”, tanto en los ayuntamientos y en la comunidad autónoma (el 24 de mayo), como en la propia UCLM, cuyos trabajadores celebran elecciones sindicales el próximo día 6 de mayo.

Al respecto, los representantes de CCOO han subrayado la trayectoria del sindicato en la defensa de los intereses de los trabajadores de la UCLM y ha ratificado el compromiso de CCOO “para conseguir la mejora de las condiciones laborales y profesionales y la dignificación de la figura del empleado público.”

“Apostamos por una universidad pública de calidad, democrática y participativa, inclusiva, autónoma en su gestión y suficientemente financiada, una universidad que sea ejemplo de una gestión eficiente y de calidad, que desmonte la imagen distorsionada e interesada que presenta a lo público como algo ineficaz y obsoleto.”

“Para ello, solicitamos la participación de todos los trabajadores y trabajadoras de la universidad y qué mejor momento para hacerlo que el  próximo día 6 de mayo, día en que los trabajadores de la Universidad de Castilla La Mancha, estamos llamados a votar para elegir a nuestros representantes en las Juntas de Personal de PAS y PDI funcionario y en el Comité de Empresa de PDI-laboral”

Las candidaturas de CCOO están encabezadas por Carmen Hurtado (Profesora Titular de Relaciones Laborales), en la lista de funcionarios del Personal Docente e Investigador (PDI);  Virgilio Gómez  (Contratado Doctor Industriales) en la de PDI Laboral; y el propio Francisco José Díaz  (Servicio de Informática) en la del Personal de Administración y Servicios.