El secretario general de Comisiones Obreras en Castilla-La Mancha, José Luis Gil, ha exigido al nuevo Gobierno regional una "actuación de choque" a implementar ya en el mes de julio "para la gente que tiene dificultades no para irse de vacaciones, sino para comer".

Así se ha manifestado Gil ante la primera reunión que este lunes han mantenido los líderes regionales del PSOE, Emiliano García-Page, y el de Podemos, José García Molina, de cara a la investidura del primero de ellos como presidente de Castilla-La Mancha y a quienes también ha pedido que este verano se abran los comedores escolares.

Publicidad

En rueda de prensa celebrada en la ciudad de Cuenca, Gil ha destacado que ésta es una "medida capital" y que, si "solamente acordaran eso este lunes, sería una reunión muy provechosa, porque afectaría a miles de niños y familias que no llegan a final de mes" tras el "destrozo que ha habido en la región", a su juicio, en estos últimos cuatro años.

En la misma línea, ha insistido, "la clave hoy son las personas y la situación de extrema necesidad que vive tanta gente y que ha de resolverse de manera inmediata" a través de "actuaciones urgentes, de emergencia social".

Y ello, ha dicho el líder de CCOO, en una región donde "hay personas que pasan hambre" y "gente que no puede esperar más", tras cuatro años "durísimos para mucha gente maltratada por el Gobierno anterior y que requiere una respuesta".

A este respecto, el responsable regional de CCOO ha hecho referencia a las "más de 50.000 personas que no llegan a final de mes a los 350 euros brutos" o a las "130.000 que no tienen ningún tipo de cobertura" y que "tienen que ser absoluta prioridad para el Gobierno".

"Esto no tiene discusión", ha agregado, "lo que haga falta para esto" que, ha reseñado, "no es un problema de color político, sino de sensibilidad social".

Gil ha subrayado, en este punto, que el Gobierno 'popular', aún en funciones, "tenía que haberlo hecho y no lo hizo" y se ha mostrado convencido "de que el Gobierno que se conforme va a ser mucho más receptivo a una situación dramática que no admite más esperas".

En relación a la Iniciativa Legislativa Popular puesta en marcha por el sindicato para la aprobación de una renta básica para las personas sin recursos, Gil ha aseverado que espera que en el mes de septiembre puedan empezar a recoger firmas para que la propuesta "se pueda debatir en las Cortes para final de año".