Ganemos Ciudad Real ha exigido la dimisión de la exalcaldesa de la ciudad, Rosa Romero, como "principal responsable" de las obras realizadas por el Consistorio en el camino conocido como Vereda de Moledores, ya que según afirman, la Fiscalía, "habría admitido a trámite las denuncias presentadas, valorando que nos podríamos encontrar ante un presunto delito de fraude y exacciones ilegales, y otro de falsedad documental".

"Rosa Romero había permanecido impasible ante las numerosas denuncias, tanto en prensa como en el Juzgado, que se realizaron en la anterior legislatura tanto de parte de la oposición anterior, así como de un funcionario, al cual el anterior equipo de gobierno del Partido Popular con Rosa Romero a la cabeza, intentó apartarlo de sus funciones ante la posibilidad de que tuviera acceso a los informes que han hecho saltar el escándalo", ha manifestado la formación en nota de prensa.

La portavoz de la formación, Carmen Soánez, ha asegurado que aunque Rosa Romero ya no es alcaldesa "sigue siendo la principal responsable política del presunto caso de corrupción que rodea al Ayuntamiento durante el gobierno del Partido Popular", y según la edil, "Romero nunca investigó ni ofreció información sobre los hechos que rodean a este escándalo, a pesar de las reiteradas peticiones realizadas por la oposición y por funcionarios del propio Consistorio".

"Que en una obra se inviertan algo menos de 300.000 euros, y que ahora la Fiscalía afirme que existe un sobrecoste de al menos 160.000 euros es algo inadmisible. Sobrecostes de ese calibre cuando se trata de dinero público obligan a Rosa Romero a dimitir como principal responsable de este escándalo", ha asegurado.

Publicidad

Ganemos además solicita al equipo de gobierno, que sea el propio Ayuntamiento de Ciudad Real el que se persone como acusación particular en la causa Vereda de Moledores, y que se tomen "las medidas precisas para facilitar una investigación que esclarezca los hechos ocurridos; así como investigar el resto de obras realizadas durante el antiguo gobierno del PP para comprobar si este presunto escándalo se trata de un hecho aislado o por el contrario se trataba de una práctica habitual en el gobierno de Rosa Romero".

Soánez asegura que existen "serias dudas" sobre la honestidad del mandato de Rosa Romero que hasta ahora "nunca han sido aclaradas debido a los impedimentos que de forma sistemática la anterior alcaldesa imponía a la labor control y fiscalización de la oposición".

"Nos alegramos de que finalmente hayan prosperado las denuncias ante fiscalía, y que la justicia intervenga en un caso que pone de manifiesto que el Partido Popular de Ciudad Real presuntamente también ha estado implicado en la corrupción generalizada que ha afectado   todas las instituciones en los últimos años, y en especial aquellas controladas por el Partido Popular. Nos tememos que esto no sea el final, sino solo la punta del Iceberg de lo que nos vamos a encontrar según continuemos investigando".

Sin embargo Soánez no se da por "satisfecha" por el momento, pues a su juicio, "es el primer paso, pero queda todavía mucho por aclarar". "Creemos que es imprescindible que el equipo de Pilar Zamora sea valiente e inicie cuanto antes un análisis escrupuloso de todas las obras realizadas durante el mandato del PP, de forma paralela a la auditoría de cuentas, ya que existen claros indicios que no se trata de un caso aislado y la gente merece conocer como se ha gestionado el dinero público", ha reiterado.