“Todo joven menor de 30 años contará con una opción y no tendrá que marcharse fuera a buscar trabajo”. De esta forma, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page ha anunciado que ya está aprobado el decreto que regula el Plan Extraordinario por el Empleo y por el cual se pondrán en marcha medidas destinadas al Contrato Joven; la orden que desarrolla el Programa de Atención a desempleados que han perdido su prestación; así como la que permitirá la formación profesional de hasta 10.000 desempleados en la región.

Con esta medida, el Gobierno de Castilla-La Mancha invertirá 102,7 millones de euros en dinamizar el mercado laboral de la región después de que este sufriera  un colapso importante durante la legislatura de Cospedal.

Impulso importante para reducir la alta tasa de paro juvenil

Más concretamente, la primera de las medidas aprobadas, incluida en el propio decreto del Plan, se refiere al Contrato Joven, con un presupuesto de 21,7 millones de euros que se distribuirá en torno a tres ejes: las ayudas para la formalización de contratos para la formación y el aprendizaje para jóvenes sin cualificación; las ayudas para la formalización de contratos en prácticas “contratos puente” y las ayudas para la transformación en contratos indefinidos de los contratos para la formación y el aprendizaje y de los contratos en prácticas.

Publicidad

En este caso, como ha detallado, todas las empresas de la región tendrán la posibilidad de contratar a jóvenes desempleados beneficiándose de una ayuda de 5.040 euros por contrato de un año a tiempo completo, además de poder contar con las bonificaciones a la Seguridad Social que se establecen tanto para el contrato puente, o contrato en prácticas, como para el contrato para la formación y el aprendizaje.

Asimismo, están previstas ayudas a la transformación de estos contratos en indefinidos de 5.300 euros, y de 6.000 euros si la persona beneficiaria es mujer víctima de violencia de género, tiene una discapacidad igual o superior al 33%, o se trata de la primera contratación indefinida que realiza un trabajador autónomo.

Inversión para las personas que han agotado sus prestaciones

En cuanto a la primera orden que desarrolla el Programa de Empleo para Personas que han Agotado su Protección, ésta contará con un presupuesto de 59,2 millones de euros, que permitirán poner en marcha contratos de carácter temporal, de hasta seis meses de duración y jornada completa, para personas desempleadas con estas condiciones de desprotección.

Estos contratos podrán ser realizados por entidades locales, entidades sin ánimo de lucro y organismos de la Junta de Comunidades y servirán para desarrollar obras o servicios de interés general o social, que podrán contratar a personas inscritas en las oficinas de empleo de Castilla-La Mancha como demandantes de empleo de larga duración.

Respecto a la cuantía de las subvenciones, con carácter general, por cada contrato temporal efectuado con una duración de, al menos, seis meses, el ayuntamiento o la entidad sin ánimo de lucro recibirían 4.500 euros.

Apuesta por la formación de los desempleados

La tercera iniciativa relacionada con el empleo aprobada hoy es la orden que permitirá la formación profesional de 10.000 desempleados, casi el doble que los previstos por el Gobierno anterior. A esta iniciativa se destinarán 22 millones de euros, con los que se primarán las iniciativas de formación vinculadas a sectores estratégicos de la región y aquellas que impliquen compromiso en la contratación y que favorezca las prácticas en empresas.