El pleno del Ayuntamiento de Puertollano ha rechazado, con los votos en contra de PSOE, PP y Ciudadanos, la prohibición de los festejos taurinos y la retirada de las subvenciones a estos espectáculos propuestas en una moción contra el maltrato animal presentada por el grupo municipal de Izquierda Unida.

La jornada ha estado marcada por la expectación, ya que durante la sesión plenaria se han dado cita en el Consistorio colectivos animalistas, la Plataforma en Defensa de la Fiesta y profesionales cinegéticos, que han mostrado carteles reivindicativos en favor de sus posturas.

La moción de IU planteaba que el equipo de Gobierno "prohibiera y persiguiera" los festejos taurinos en la ciudad minera, así como cualquier tipo de espectáculo que conlleve la utilización de animales. Se solicitaba, además, una mayor vigilancia de las rehalas, más control de las colonias de gatos, la inscripción gratuita durante el primer año de los perros adoptados y un teléfono para denunciar el maltrato animal.

Izquierda Unida fundamenta su moción en la "preocupación de cientos de ciudadanos por el bienestar de los animales", y considera que las corridas de toros "no dejan de ser un insulto a la inteligencia humana, porque ni cultura ni arte pueden ser diversión a costa del castigo y sufrimiento de otro ser vivo".

Publicidad

A juicio del portavoz de IU, Jesús Manchón, "no es adecuado que las corridas de toros se denominen fiesta nacional, por cuanto constituye un serio insulto a ciudadanos del país". "Que se identifique a España con las corridas de toros nos debería avergonzar a todos", ha insistido.

El PSOE se ha opuesto a la propuesta argumentando que se trata de una moción "extemporánea y fuera de lugar" sobre un tema que "no preocupa" en general a ciudadanía.

El portavoz socialista, Miguel Peña, ha subrayado que el PSOE siempre ha estado en contra del maltrato animal, pero ha reprochado a IU que no haya ofrecido posibilidad de diálogo sobre una moción tan heterogénea que, en todo caso, "no cuenta con el consenso social" en lo que atañe a la tauromaquia.

Asimismo, ha apuntado que el Consistorio puertollanero no posee las competencias legales ni administrativas para proceder a la prohibición de los toros.

El portavoz de Ciudadanos, Rafael López, ha añadido que la prohibición implicaría un "dirigismo cultural impropio de los países democráticos", y que debe ser la inercia de las costumbres, o la "falta de demanda", lo que decida el destino de estos espectáculos, "pilar fundamental de las fiestas populares".

Por su parte, el portavoz del Grupo Municipal Popular, Juan José Jiménez Prieto, se ha mostrado partidario de que los festejos taurinos "sigan formando parte de las fiestas de pueblos y ciudades", y ha incidido en que la desaparición de las corridas de toros conllevaría la extinción de estos animales.

El rechazo de la moción ha causado malestar en el colectivo animalista de la Asociación Activistas DHE de Puertollano, presente en el salón de plenos. Uno de sus miembros ha sido expulsado tras interrumpir varias veces la sesión al grito de "¡vergüenza!" mientras los simpatizantes de la Plataforma en Defensa de la Fiesta han irrumpido en aplausos y felicitado a la alcaldesa, Mayte Fernández.

También han hecho acto de presencia algunos rehaleros, "cansados", aseguran, de que se "criminalice" su oficio y de que "algunos colectivos lo asocien al maltrato animal".