La presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha anunciado que su partido presentará enmienda a la totalidad al Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para este 2016. Así lo confirmado la líder de los 'populares' en la región, en una entrevista en Cope, donde ha señalado que tienen "muchos motivos" para hacerlo.

Entre ellos, el asunto que parece preocupar más a la dirigente conservadora es el dinero público que se destina para financiar a las escuelas privadas. Sobre este asunto, Cospedal ha reconocido que esta enmienda a la totalidad viene motivada por la "la congelación del presupuesto a la educación concertada", que es "una ataque a la libertad", una libertad que a "la izquierda le gusta poco".

En este punto, la presidenta del PP en la región ha calificado de "vomitivo e impresentable" que la consejera de Educación, Reyes Estévez, dijera en el pasado pleno de las Cortes que "la educación va a ir muy bien porque es de color rojo socialista". "Esta idea siempre machacona por parte del PSOE y Podemos de querer adoctrinar a nuestros niños nos parece impresentable", ha criticado.

Además, ha confirmado que su partido presentará en todos los ayuntamientos de la región mociones por la libertad de educación, tal y como lo hará el Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Toledo.

Publicidad

Impuestos, otro de los motivos de la enmienda

Otro de los argumentos que ha utilizado la líder castellano-manchega del PP para anunciar la enmienda a la totalidad es que son unos "presupuestos engañosos que  reproducen mentiras y falsean realidad", ya que, según ha afirmado, recogen "subidas de impuestos" como en el de sucesiones y donaciones y el de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, algo que "afecta a los castellano-manchegos cuando realizan unas u otras actividades".

Por último, Cospedal ha dicho que la decisión del PP se fundamenta también en que "no son presupuestos con gasto social" como está defendiendo el Gobierno de Castilla-La Mancha ya que dedican un 70% a este ámbito, y cuando ella gobernaba el porcentaje fue del 85%. "Ellos prefieren tirar con pólvora del rey y luego reducir en gastos sociales", ha afirmado.