En el acalorado evento que han realizado de forma conjunta Podemos e Izquierda Unida en Ciudad Real, Alberto Garzón ha comentado la fuerte necesidad de un gobierno progresista en España para defender a las clases populares y al sector público.

Empezando con referencias a la antigua democracia griega, Garzón contó que los griegos consideraban “idiotas” a los que no participaban en la vida pública. Por ese motivo, el joven candidato defendió que se combatiera en las calles la pérdida de derechos fundamentales. “A pesar de los golpes físicos o morales, decimos que si estamos juntos sí que se puede” reflexionó Garzón.

Tras los aplausos de los asistentes, Alberto Garzón declaró que “nos jugamos el futuro en las próximas elecciones generales”, motivo por el que defendió la unidad en el futuro proceso electoral. “. Nos hemos puesto con la gente para luchar contra el capitalismo. Compartimos con Podemos un proyecto de transformación social”, aseguró el candidato izquierdista.

Por otro lado, Garzón habló de la situación que sufren los jóvenes por culpa de las políticas neoliberales del Partido Popular. El candidato de Unidos Podemos señaló que la educación pública es una conquista de todos, y aseguró que “no quería una sociedad en la que los hijos del futuro no puedan estudiar porque no tienen para pagarse un máster de 8.000€”.

Publicidad

Tras esto, continuó con sus críticas al sistema capitalista y en la necesidad de la lucha en la calle y la huelga, negándose a que los poderosos “nos llamen recursos humanos”. Tras hacer referencia a Marcelino Camacho, Garzón adelantó que el posible ejecutivo de Unidos Podemos “derogará las reformas laborales del PP y del PSOE”.

Ante los discursos de odio del Partido Popular y Ciudadanos, el líder de la formación izquierdista respondió asegurando que “los poderosos temen nuestra capacidad de soñar”. Garzón continuó recordando que no eran ellos los que tenían miedo, sino “los supuestos patriotas con dinero en Suiza y Panamá”.

Después de un breve problema técnico con su micrófono, el exdiputado de Unidad Popular ofreció unas breves palabras para dar paso a Pablo Echenique. Garzón pidió a los más de mil asistentes “aplicar la pedagogía para cambiar el país”. “A veces hay que discutir con gente como Marhuenda, pero hay que hacerlo”, dijo Garzón entre las risas del público.

Tras agradecer la presencia de los cientos de personas que han asistido al encuentro, el futuro coordinador federal de Izquierda Unida se ha despedido con un mensaje de “Salud y República”, haciendo seña de la identidad que desprende su partido.