Castilla-La Mancha da sus primeros pasos para resolver el enigma que hay tras el incendio de Seseña. Después de dos meses en los que se han podido comprobar los efectos de este desastre medioambiental, así como la incertidumbre de los ciudadanos y los vetos y la falta de comunicación del Gobierno de Page; este lunes se ha constituido la comisión que se encargará de investigar los misterios y los intereses que existen sobre el incendio del vertedero de neumáticos.

Durante la primera sesión, se ha acordado el día en el que tendrá lugar la próxima reunión, que se celebrará el próximo 21 de julio. Este día se ha elegido por consenso tras una discusión entre el PP, que defendía que fuera el 25, y el PSOE, que prefería que se produjera el 18 de este mes.

Publicidad

También se han elegido a los miembros que formarán parte de la comisión, algo que también ha contado con cierta polémica y con las críticas de los portavoces del Partido Popular, Ana Guarinos y Carlos Velázquez. El presidente de esta será el líder de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina. La formación morada fue precisamente la que llevó al parlamento autonómico el debate sobre la creación de esta comisión.

Por su parte, el vicepresidente será el socialista Emilio Sáez tras un acuerdo entre el PSOE y Podemos. Esta decisión ha sido precisamente la que ha disgustado a los populares. Ana Guarinos, que será la secretaria de la comisión, se ha quejado de que “ostente la vicepresidencia alguien que ha tratado de vetar la investigación”.

En cambio, Guarinos ha reiterado la posición de los populares con respecto a los sucesos de Seseña. La diputada conservadora ha asegurado que el PP “siempre ha querido una investigación de todo lo que ha sucedido en relación con el vertedero ilegal de neumáticos”, además de querer conocer los motivos por lo que se dio autorización al vertedero al tiempo que se aprobaba la construcción de “miles de viviendas” a 400 metros, en referencia al residencial El Quiñón planteado por “Paco El Pocero”.

En la misma línea, el alcalde de Seseña ha indicado en su turno de palabra que todavía “existen importantes dudas por resolver” con respecto al vertedero de neumáticos, y ha exigido a la comisión que “no se pongan limitaciones a ninguna intervención” que “pueda aportar algo de luz”.

El PSOE afirma que no hay “ningún miedo” de lo que se pueda descubrir

Los socialistas han pedido que haya “responsabilidad” en este proceso. El diputado del PSOE, Rafael Esteban, ha deseado que este “no se convierta en un espectáculo” y espera que “se pueda llegar a trabajar, a reconocer a las personas que han luchado para extinguir este incendio y se logre la búsqueda de soluciones para que no se vuelva a producir”.

Frente a las palabras del Partido Popular, Esteban ha criticado que este haya hablado de “falta de parcialidad, intentando atacar a quien ha sido elegido democráticamente”. Tras esto, ha comentado que el PSOE no tiene “ningún miedo” sobre lo que se pueda descubrir, pero ha insistido en pedir “respeto” al resto de formaciones políticas.

Molina empieza a mover ficha: llamará a declarar a todos los expresidentes autonómicos

Ni un día ha tardado el secretario general de Podemos en Castilla-La Mancha en comenzar su labor como presidente de la comisión sobre el incendio de Seseña. En el curso de una entrevista realizada por la Cadena SER, José García Molina ha avanzado que convocará a los expresidentes regionales José Bono, José María Barreda y María Dolores de Cospedal para que comparezcan en el proceso de investigación sobre el desastre medioambiental.

Molina ha argumentado en dicha entrevista que su intención es que los mandatarios autonómicos expliquen qué acciones tomaron en la gestión del cementerio de neumáticos, que comenzó a formarse ilegalmente a finales de los años noventa. “Queremos que se explicite por qué se inicia ese cementerio, cómo se ha gestionado y las últimas consecuencias, el incendio y su gestión”, ha apostillado Molina en su entrevista.

El líder de la formación morada ha defendido que la comisión “no se convierta en una batalla de partidos”, y ha pedido al PP y al PSOE que “no pongan ningún veto cuando se debata en las Cortes la comparecencia de Bono, Barrera y Cospedal. Molina ha terminado declarando que su objetivo es que los ciudadanos puedan “saber la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad” respecto a este asunto.