El Gobierno regional prevé tener aprobados los presupuestos para 2017 el próximo 31 de agosto, tras el acuerdo alcanzado con Podemos para sacar adelante este nuevo proyecto y que ayer se escenificaba con la reunión mantenida entre el presidente del Ejecutivo, Emiliano García-Page, y el secretario de la formación morada, José García Molina. 

Fecha que ha avanzado hoy el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, tras la reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno celebrado en el Palacio de Fuensalida, en el que se ha aprobado el anteproyecto de ley de presupuestos para su remisión a las Cortes. 

Ruiz Molina ha indicado que será en la sesión del próximo martes, 18 de julio, en la que el Consejo de Gobierno aprobará el proyecto de ley, que esa misma semana será entregado en las Cortes para que dé comienzo su tramitación parlamentaria. 

Un presupuesto cuyos objetivos principales coinciden con los de las cuentas presentadas a principio de año, como son mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, por lo que el 70 por ciento del gasto no financiero se destinará a gasto social; generar riqueza y crecimiento económico, que se transforme en empleo, y hacer ambas metas compatibles con el control de las finanzas públicas. 

Publicidad

Un proyecto en el que además, ha destacado el consejero, se da un impulso a las infraestructuras de carácter social, las cuales crecen un 21 por ciento respecto al presupuesto de 2016, e incluye un paquete de ayudas e incentivos al crecimiento y la desarrollo empresarial. 

Asimismo también se impulsan los servicios públicos, con infraestructuras de carácter educativo y sanitario, que permitirán eliminar barracones y seguir con las obras de nuevos hospitales y centros de salud. 

Se mantiene también en su seno el Plan de Garantías, que estará dotado con 120 millones, y cuya coordinación es una de las dos incorporaciones al Gobierno de Castilla-La Mancha que ha ofrecido Page a Podemos para dar "estabilidad" y garantías a estos presupuestos. 

Pero este segundo proyecto de presupuestos para 2017 contempla una serie de novedades respecto al planteado en enero, entre las que se encuentra, en materia educativa, la contratación del personal interino durante los meses de verano, que se recogerá en el articulado de la ley de presupuestos, y la reducción de las horas lectivas en enseñanza Secundaria y Bachillerato, cumpliendo así con el compromiso adquirido y atendiendo a las demandas de estos profesionales. 

Asimismo habrá un refuerzo en materia de personal para agilizar la tramitación de los expedientes de Dependencia y se impulsarán medidas en el ámbito de la agricultura y el medio ambiente, aumentando las partidas destinadas a agricultura ecológica hasta los 38,5 millones, y las compensaciones para agricultores con explotaciones dentro de las zonas ZEPA, con 6,3 millones. 

De esta forma, ha subrayado el consejero, el Gobierno regional incluye las sensibilidades tanto del Grupo Parlamentario de Podemos como del Partido Popular, al recoger muchas de las enmiendas presentadas por ambos grupos en la tramitación anterior. "Se ha dado una vuelta de tuerca para mejorar o recoger esas sensibilidades", ha añadido. 

En esta línea, este nuevo proyecto de presupuestos también contempla una partida específica para la retirada del amianto del barrio toledano de Santa María de Benquerencia, por un importe de hasta 2,5 millones, y se establecen dos nuevas partidas destinadas a la recuperación económica de localidades en declive económico, como Talavera de la Reina, y otra para las que presentan problemas de despoblamiento, dotados con 2 millones. 

Más de 8.000 plazas de empleo público 

Por otra parte, Ruiz Molina también ha destacado que la luz verde a los presupuestos para 2017, unido a lo aprobado en el último Consejo de Presidentes, va a permitir que en los próximos 3 años se apruebe una amplia oferta pública de empleo, "superior a las 5.700 plazas" en Sanidad y de 2.700 plazas en Educación. Ofertas públicas de empleo "destinadas a reducir la tasa de reposición y la de interinidad", ha subrayado el consejero, quien ha precisado que se comenzarán a publicar en cuanto estén aprobados los presupuestos. 

También en materia de empleo público el titular de Hacienda y Administraciones Publicas ha adelantado que en la nómina del mes de julio se abonará el incremento del 1 por ciento de las retribuciones que se ha aprobado en los Presupuestos Generales del Estado, de modo que este mes cobrarán los retrasos correspondientes desde el mes de enero. 

En lo que se refiere a la cifra total del presupuesto, Ruiz Molina ha apuntado que será "muy similar" a la del presupuesto anterior, ya que las cifras globales no van a alterarse, aunque se están haciendo "pequeños ajustes" en función a la mayor información con la que se cuenta en materia de ingresos, como la referida a las entregas a cuenta de 2015 para la Comunidad. 

El consejero ha querido subrayar la importancia de contar con unas cuentas regionales para esta año, al ser "el instrumento" para continuar con la recuperación social y económica que se inició con el presupuesto de 2016 y cuyos frutos se están recogiendo, ha precisado. 

Ruiz Molina ha recordado que las previsiones de crecimiento para Castilla-La Mancha se sitúan por encima de la media nacional, tanto este año como el próximo, por lo que este presupuesto "dota a la Comunidad Autónoma de la estabilidad que necesita para aprovechar los vientos que soplan a favor de la economía regional". 

Todo ello cumpliendo con el objetivo de déficit -fijado en el 0,6 por ciento del PIB regional-, como subrayaba el propio García-Page este jueves tras anunciar el acuerdo alcanzado con Podemos para sacar adelante los presupuestos para 2017.  

Para el titular de Hacienda y Administraciones Públicas el futuro que se presenta ahora en Castilla-La Mancha con nuevos presupuestos es "esperanzador" y de "estabilidad", lo que demandaba la sociedad y "lo que ha ofrecido el presidente regional", ha precisado. Es el momento de "hablar de futuro y del nuevo escenario", porque "hablando del pasado no se va a ninguna parte", ha apuntado en relación al intercambio de acusaciones y las tensas situaciones vividas en los últimos meses con Podemos. 

Asimismo ha precisado que ha sido posible un acuerdo porque ha habido quien "ha querido aportar su granito de arena para bien", y no como "quienes decían que había que hacer recortes por más de 200 millones" para poder plantear una reducción de impuestos por ese importe, ha apostillado el consejero en referencia al condicionante que se había puesto desde el Partido Popular. 

"Hemos tenido cientos de reuniones con todos los agentes afectados por la aprobación del presupuesto y de todos hemos recogido una inquietud, que existe en la sociedad" sobre la necesidad de un acuerdo, "necesitamos unos presupuestos y hablar de la reducción de la tasa del paro, no de si el presupuesto está o no aprobado". 

 

En marcha los presupuestos de 2018 

Por otra parte, y a preguntas de los periodistas, Ruiz Molina ha explicado que espera aprobar el techo de gasto de 2018 en un Consejo de Gobierno a finales de agosto para empezar a trabajar con los grupos políticos en su aprobación en las Cortes regionales también lo antes posible. 

En este sentido ha apuntado que a finales de este mes dispondrá de toda la información necesaria para elaborar el presupuesto del próximo año, ya que el objetivo de déficit ya ha sido aprobado y el 27 de julio se informará a las comunidades autónomas, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, sobre las entregas a cuenta para el próximo año.