TOLEDO.- Tres bomberos del Ayuntamiento de Toledo caían este jueves al Tajo cuando trataban de rescatar a un perro que había caído al agua en el entorno de la Barca de Pasaje. Maniobras de rescate que trataban de hacer desde una zódiac, cuando un remolino hizo que la embarcación volcase y los bomberos cayeran al agua. 

Un incidente que se saldaba sin daños personales para los efectivos del Parque toledano, que consiguieron salir por sus propios medios de las turbias aguas del río. Sin embargo, el vuelco hizo que se perdiera de vista al animal, por el que nada más se pudo hacer a pesar de los esfuerzos, tal y como han confirmado a periodicoclm.publico.es fuentes municipales. 

Todo sucedía este jueves sobre las siete de la tarde, cuando el perro iba paseando junto a su dueño por la senda ecológica. Al parecer el animal se metió en el agua, siendo inmediatamente arrastrado por la corriente. 

Una llamada alertaba de lo ocurrido en el parque de Bomberos de Toledo, desde el que se desplazaban diversos efectivos para tratar de rescatar al animal.  

Publicidad

Se lanzaba así al agua la zódiac, que ya se encontraba con el motor parado para proceder al rescate del animal, cuando se produjo el vuelco de la embarcación. Los tres bomberos caían así al agua. Durante unos metros se dejaron arrastrar por la corriente, hasta una zona en la que consiguieron alcanzar tierra y salir por sus propios medios. 

Durante las maniobras de rescate se produjo el vuelco de la zodiac a bordo de la cual se encontraban los tres bomberos, que cayeron al agua. A pesar de las corrientes existentes en la zona, aún mayores en estos días tras el aumento del caudal con el que pasa el Tajo por Toledo, los tres profesionales pudieron salir del agua por sus propios medios. 

No sucedió así con el animal, cuyo rastro se perdió río abajo.