TOLEDO.- El expresidente del Parlamento autonómico, Jesús Fernández Vaquero; la exalcaldesa de Puertollano, Mayte Fernández -ambos en representación del Partido Socialista-, y la secretaria regional del Partido Popular, Carolina Agudo, han sido elegidos como senadores por designación autonómica de Castilla-La Mancha.

Socialistas y populares han hecho valer así sus votos para dejar fuera de la terna a la candidata presentada por Ciudadanos, Casandra Castilblanque, que únicamente reunía los cuatro votos de los  diputados de la formación naranja.

Votación que tal y como prevé el Reglamento de la Cámara se realizaba mediante votación secreta, depositando en la urna cada uno de los treinta y tres diputados su papeleta con el nombre de un único candidato escrito en ella.

De este modo, los diecinueve parlamentarios socialistas han 'repartido' sus votos entre los dos candidatos que habían presentado, diez de ellos para el expresidente de la Cámara y los nueve restantes para la exalcaldesa de Puertollano.

Publicidad

Un voto a sus candidatos que, aunque en un principio se hubiera barajado la posibilidad de que podría repartirse para dar uno de los tres puestos de senador autonómico a Cs, ya había adelantado el presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Fernando Mora, que sería para los dos nombres propuestos.

Por su parte los populares hacían lo propio, y todos ellos votaban a su candidata a senadora por designación autonómica y secretaria regional del partido, Carolina Agudo.

En la bancada de la formación naranja los votos iban, como no podía ser de otra forma, para su candidata, a la que habían propuesto a pesar de tener claro que las posibilidades de que saliera elegida eran mínimas.

Una vez realizado el recuento de las papeletas depositadas en la urna, el presidente de la Cámara, Pablo Bellido, preguntaba a cada uno de los candidatos elegidos si aceptaba el nombramiento como senadores por designación autonómica, lo cual todos ellos han hecho.

De este modo Jesús Fernández Vaquero, Mayte Fernández y Carolina Agudo vienen a sustituir en la Cámara Alta a quien había quedado como el único representante elegido por el Parlamento castellano-manchego, el socialista Nemesio de Lara, quien se mantenía en el cargo desde julio de 2015.

Hace tan solo unas semanas renunciaba a este cargo como senadora por designación autonómica Virginia Felipe, de Podemos, mientras que quien fuera propuesto por el Partido Popular hace cuatro años, Antonio Serrano Aguilar, dejaba el escaño en marzo de este año, para concurrir en las elecciones del mes de abril como candidato al Senado por Albacete, puesto que actualmente ocupa.