CUENCA.- El edificio que alberga las sedes de los sindicatos Comisiones Obreras y UGT en la capital conquense era objeto este jueves de un ataque vandlálico, que a punto estuvo de forzar la evacuación del inmueble al llenarse todo de un espeso humo blanco.

Una situación que al ser detectada originó algunos momentos de nerviosismo, pues inicialmente se pensó que podría deberse a un fuego originado en el cuarto de calderas, aunque posteriormente se comprobó que el origen del humo eran los dos extintores que se encuentran ubicados en el vestíbulo para poder ser utilizados en caso de incendio.

Así lo ha relatado la secretaria de Organización de CCOO-Cuenca, Laura Garrote, quien ha explicado cómo cuando empezaron a notar el humo ”bajamos corriendo al cuarto de calderas, pensando en lo peor”. Sin embargo, al llegar al vestíbulo ”vimos que el origen del humo eran los dos extintores que hay allí para usar en caso de incendio y que algún individuo o individuos habían vaciado por completo”.

Aunque al final todo quedaba en susto, desde el sindicato han lamentado las molestias que esta situación iba a ocasionar para la compañera encargada de la limpieza, que este viernes tendría que ”bregar” con ”el pegajoso polvo blanco” que cubría por completo el vestíbulo del inmueble.

Publicidad

Un acto vandálico que ya ha sido denunciado por el sindicato ante la Policía Nacional.

Desde CCOO no saben quién ha podido estar detrás de este ataque a la sede sindical de Cuenca, pero consideran que podría estar relacionado con otros actos de similares características que se han venido produciendo en otros puntos de la geografía española en los últimos días.

En este sentido recuerdan el acto vandálico que se producía el sábado de madrugada contra el Juzgado de Violencia de Género de Vigo, cuando un hombre entraba a la fuerza en dichas dependencias y destrozaba ordenadores y mobiliario, o el sufrido este miércoles por el Centro para la Igualdad 8 de Marzo, la Casa de la Mujer y el Espacio Enredad@s, de Fuenlabrada, cuya fachada amanecía cubierta de pintadas en las que se podía leer ”feminazis”, ”Vox” y esvásticas dentro del círculo que forma parte del símbolo de la mujer.

Y es que, subrayan desde CCOO-Cuenca, este ataque con el vaciado de los extintores en el vestíbulo de su sede ha coincidido con la puesta en marcha por parte del sindicato de una campaña de sensibilización con motivo de la celebración, el próximo 25 de noviembre, del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. Una campaña dirigida a concienciar sobre la necesidad de ”acabar con las agresiones que sufren las mujeres, tanto en el plano físico como económico, psicológico, social y laboral”,