CIUDAD REAL.- Una mujer de 61 años, de nacionalidad ucraniana, ha fallecido en la localidad ciudadrealeña de Puertollano por disparos de arma de fuego, que al parecer habría realizado su pareja sentimental, un hombre de 53 años, de nacionalidad española, que también se ha quitado la vida con el mismo arma.

Desde la Subdelegación del Gobierno en Ciudad Real se ha confirmado que se trata de un caso de violencia de género, si bien la investigación continúa abierta para llegar al total esclarecimiento de los hechos, aunque se ha descartado la intervención de terceras personas.

Los cuerpos sin vida de estas personas fueron descubiertos la tarde de este domingo, 12 de enero, después de que un familiar del fallecido acudiera a la Policía Nacional para comunicar que hacía tiempo que no tenía noticias de éste, por lo que se iniciaron las primeras gestiones para su localización.

Por este motivo, se tramitó al Juzgado de Guardia una solicitud para autorizar la entrada en la vivienda y poder comprobar si el hombre se encontraba allí.

Publicidad

Una vez autorizada la entrada, y con la colaboración de los bomberos, los policías accedieron al interior de la vivienda y hallaron a dos personas muertas con claros signos de violencia. Ambos presentaban impactos de bala originados por un arma de fuego corta, compatible con la encontrada junto a los cadáveres.

Datos que ofrecían en una comparecencia de urgencia el comisario principal de la Policía Nacional en Ciudad Real, Miguel Méndez, y la subdelegada del Gobierno en la provincia, María Ángeles Herrero, quien ha lamentado en nombre del Gobierno de España y en el suyo que la provincia y la región se despierte con un caso como éste, cuando apenas hace unos días se congratulaba de  que 2019 hubiera acabado sin ninguna víctima por esta causa. ”Este optimismo moderado se nos ha roto”, ha apostillado.

Y es que en Castilla-La Mancha no se había registrado ninguna muerte por violencia machista desde marzo de 2018, cuando Dolores, de 41 años, era atropellada de forma intencionada por su marido y abandonada en una cuneta de la A-5, a su paso por la localidad toledana de Santa Cruz de Retamar.

Apenas dos meses antes era asesinada otra mujer en la región, que a los 90 años fallecía tras ser envenenada por su marido en la residencia de ancianos de Mazarambroz (Toledo), en la que vivía.

Ahora esta mujer de origen ucraniano, vecina de Puertollano, se ha convertido en la víctima número dos de este 2020. La primera fue una joven de 28 años, asesinada presuntamente por su pareja en la provincia de Barcelona el pasado 6 de enero, la cual tenía una hija de 3 años, que también fue asesinada.

La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, que ha condenado este nuevo caso, ha confirmado que la víctima no tenía hijos menores de edad y no existían denuncias previas.

Por su parte, el fallecido era padre de dos hijas, separado y trabajaba en Repsol de Puertollano, según han comentado a Efe fuentes cercanas a la familia, que han añadido que el hombre tenía licencia de armas porque era aficionado a la práctica de tiro.

En una rueda de prensa, la subdelegada del Gobierno en la provincia de Ciudad Real, María Ángeles Herrero, ha precisado que la mujer habría recibido más de un impacto de bala, mientras que el presunto homicida solo tenía uno, y también ha indicado que el hombre no tenía denuncias previas de violencia machista de parejas anteriores.

Tras conocerse la noticia, el Ayuntamiento de Puertollano ha decretado un día de luto oficial en la localidad y ha convocado una concentración para este martes al mediodía en la plaza de la Constitución, en señal de repulsa por este asesinato.

También el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha mostrado su ”enorme consternación y absoluta condena” por este caso de violencia machista y la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo regional, Blanca Fernández, ha hecho un llamamiento a que toda la sociedad rechace ”sin fisuras” este tipo de violencia y ”para evitar, en la medida de lo posible polémicas baldías que puedan debilitar la lucha contra este grave problema estructural que sigue siendo la violencia de género”.

Por su parte el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha manifestado a los familiares de la víctima ”todo su cariño”. En un mensaje publicado a través de las redes sociales, Sánchez ha subrayado que ”seguiremos luchando sin descanso para erradicar el machismo criminal”, al tiempo que insta a trabajar ”por la igualdad desde la unidad de toda la sociedad”.

Los partidos políticos con representación en las Cortes -PSOE, PP y Cs- y CCOO en Castilla-La Mancha, así como la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha, también han expresado su repulsa hacia este crimen machista.