TOLEDO.- El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este sábado el nuevo trasvase de 13 hectómetros cúbicos del Tajo al Segura propuesto por la Comisión de Explotación el pasado 25 de noviembre y autorizado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Una nueva derivación de agua que se aprueba a pesar de no poderse materializar los envíos de agua hacia Levante debido a las reparaciones que se llevan a cabo en el embalse de La Bujeda y que, como ya sucediera en octubre, tendrá que esperar para llegar para poder recorrer el canal del trasvase. 

Publicidad

Aunque desde la Comisión Central de Explotación se planteaba que para este mes de noviembre se podría autorizar un volumen máximo de 20 hectómetros cúbicos, finalmente desde el Ministerio se ha considerado conveniente autorizar 7 menos, como ya hiciera también el mes pasado, teniendo en consideración la situación hidrológica excepcional del sistema de la cabecera del Tajo.

De este modo plantea ir aprovechando parte de las reservas de volúmenes de agua trasvasada disponibles en la cuenca del Segura a fecha de 1 de noviembre para abastecimiento y regadíos.

Y es que en el informe del CEDEX tomado en consideración por la Comisión, se recoge también la información remitida por la Confederación Hidrográfica del Segura relativa a los volúmenes de agua trasvasada disponibles en la cuenca al final del año hidrológico para abastecimiento y regadíos, que en su conjunto supone un volumen total de 82,1 hectómetros cúbicos.

Agua acumulada dentro de los embalses de la propia cuenca del Segura, que constituye una reserva de los volúmenes ya trasvasados y cuyo objetivo es atender las necesidades de suministro que surjan en el futuro de forma simultánea con los sucesivos trasvases posteriores.

Una situación que tiene en cuenta el Ministerio y señala que dada la situación excepcional existente en los embalses de cabecera, se considera ”razonable” tomar en consideración estas reservas existentes procedentes del trasvase en la cuenca receptora.

En este sentido detalla que, del análisis histórico de estos volúmenes en el periodo 1997-2012, se presenta una media de alrededor de 70 hectómetros cúbicos, con máximos de hasta 160 hectómetros cúbicos. Volúmenes que en el periodo 2012-2018 fueron muy inferiores, con máximos que no alcanzaban los 60 hectómetros cúbicos y numerosos valores nulos.

Datos de los que concluyen que el volumen de reservas actual en la cuenca del Segura procedente del trasvase es ”apreciablemente superior” a la media histórica.

De este modo, de los embalses de cabecera del Tajo saldrán con destino al Segura 13 hectómetros cúbicos, de los cuales 7,5 se destinarán a abastecimientos urbanos y los 5,5 hectómetros cúbicos restantes para regadío.

Una decisión para la que se han tenido en cuenta  también los datos facilitados por la Confederación Hidrográfica del Tajo, según la cual a 1 de noviembre las existencias efectivas en el conjunto de embalses de Entrepeñas-Buendía ascendían a 582,5 hectómetros cúbicos.

Un valor inferior al de referencia de 609 hectómetros cúbicos de paso entre los niveles 2 y 3 fijado para el mes de noviembre, aunque superior al umbral de 400 hectómetros cúbicos de reservas no trasvasables, constatándose así la situación hidrológica excepcional, el nivel 3. Un nivel que, según las previsiones, se mantendría durante todo el semestre.