TOLEDO.- El Ministerio de Sanidad ha abierto desde esta semana la puerta a que las comunidades autónomas puedan aplicar mayores restricciones de cara a Navidad debido a la pandemia de la covid-19. Nuevas limitaciones que podrían pasar por prohibir los viajes entre regiones, restringir más el toque de queda o disminuir el número de personas en las comidas navideñas.

A esta última cuestión Madrid ya anunciaba el viernes que se iba a acoger, acortando de 10 ‑cifra que acordó el Gobierno central con las autonomías el pasado 2 de diciembre‑ a 6 personas  las reuniones sociales que se lleven a cabo durante los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 de enero.

Posibles nuevas restricciones que Castilla-La Mancha tampoco descarta, pues desde la Junta de Comunidades se anunciaba en las últimas horas que en estas fechas señaladas revisará la evolución de contagios, en una reunión científica, ”cada tres días”, con el fin de decidir sin endurece su decreto que recoge las limitaciones para la próxima Navidad.

Sobre este asunto se ha pronunciado el presidente regional, Emiliano García‑Page, para anunciar que su Gobierno tiene intención de mantener el máximo de individuos actualmente establecido para los encuentros navideños. ”Nosotros vamos a seguir pensando en las concentraciones familiares de al menos diez personas”, ha manifestado.

Publicidad

En cualquier caso, el jefe del Ejecutivo castellanomanchego no ha descartado ampliar las restricciones ”en otro tipo de aspectos que nos preocupan más ”, aunque sí ha solicitado precaución a la ciudadanía en cualquier escenario porque ”el riesgo está en todos los sitios y lo movemos nosotros”.

LA JUNTA DECIDE MAÑANA

Un endurecimiento de las limitaciones de cara a los días de Navidad que el Gobierno de Castilla-La Mancha decidirá mañana lunes, en base a las cifras de contagios que Salud Pública tenga del fin de semana, ya que ”lo absolutamente prioritario” es pensar en la salud del conjunto de la sociedad.

Así lo ha adelantado el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, quien ha subrayado que estarán ”vigilantes” a la evolución de los datos del coronavirus y tomarán la decisión ”exclusivamente” ateniéndose a los datos sanitarios.

”Ya lo dijimos cuando anunciamos las medidas, que si había un empeoramiento de la situación no descartábamos endurecer las medidas que habíamos planteado para la época navideña”, ha manifestado.

De esta forma, en el Consejo de Gobierno se tomará ”definitivamente” la decisión para que los ciudadanos puedan organizarse con ”suficiente antelación”, ha dicho el vicepresidente, quien ha dejado claro que les gustaría que pudiese haber una celebración ”lo más normal posible dentro de esta nueva normalidad”.

Pese a ello, Martínez Guijarro ha reconocido que los datos de estos últimos días están siendo ”preocupantes”, en Castilla-La Mancha y en el conjunto de España, debido a celebraciones de índole comercial y a los puentes que ha habido en diciembre.