TOLEDO.- La polémica está de nuevo servida en torno a las relaciones entre Castilla-La Mancha y la Comunidad de Madrid en el contexto de lucha contra la pandemia y las medidas que en una región y otra se han adoptado para tratar de frenar su avance. Un encontronazo que una vez más va más allá de la política, pasando al insulto y a los ataques personales contra el jefe del Ejecutivo castellanomanchego, Emiliano García-Page, quien este lunes criticaba que mientras que en algunas regiones se plantean duras restricciones haya quien presuma de no hacerlo.

Una clara alusión a la vecina Comunidad de Madrid que no ha sentado bien entre sus responsables políticos y que han aprovechado los populares de Castilla-La Mancha para arremeter una vez más contra el jefe del Ejecutivo autonómico, al advertir éste que reclamaría medidas ”rotundas” a nivel nacional si debido a esta situación no se conseguía doblegar la curva en esta tercera ola.

Publicidad

Un planteamiento que ha llevado al PP regional a calificar de ”inepto” al presidente García-Page, ante lo cual no se han hecho esperar las reacciones tanto desde el Ejecutivo regional como desde las filas socialistas.

Así, la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha considerado que se trata de un ejemplo más de los ”insultos” y las ”patadas en la espinilla” que desde el PP regional no se dejan de dar, en un momento en el que el presidente García-Page ”está poniendo todo encima de la mesa”, medidas duras e impopulares, con el objetivo de ”proteger la salud pública”.

Para la portavoz regional lo que valoran los ciudadanos no es esta dinámica de los populares, sino la ”toma de decisiones serias”.

En este sentido ha recalcado que al igual que Castilla-La Mancha es una comunidad autónoma que el año pasado emitió más de 2 millones de recetas a ciudadanos de Madrid, o que se plantea construir dos nuevos institutos para dar cabida para ofrecer una mejor atención a quienes han llegado desde la comunidad vecina, está dispuesta a seguir colaborando  con independencia de los insultos y ataques personales, los cuales ”deberían estar desterrados de la política”.

Nuevas acusaciones también de 'madrileñofobia' realizadas por dirigentes del Partido Popular, entre los que se encuentran el alcalde de Madrid, el consejero de Justicia e Interior madrileño y ”el coro celestial del PP de Castilla-La Mancha”, que Fernández considera ”ataques personales graves” únicamente por defender los intereses de su región.

La portavoz del Ejecutivo castellanomanchego considera que lo que hay que emplear son ”argumentos” y que los ataques personales ”sobran”. Así ha recalcado que lo necesario en estos momentos es la colaboración institucional, ”imprescindible para luchar contra la pandemia”.

Ha insistido así en que es inevitable que la movilidad de una región con 6,5 millones de habitantes tenga afectación en las comunidades autónomas limítrofes. ”No es madrileñofobia, son nuestros hermanos, nuestros primos, nuestra familia”, ha destacado Fernández, para quien queda claro que lo que pide García-Page son ”medidas homologables en todo el territorio nacional, también en Madrid”.

En este sentido ha recordado que la propia presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en distintas ocasiones ha defendido que lo que pasa en su región, pasa en el resto del país, por lo que ”lo que ocurre en Madrid es importante para nosotros”.

Por ello está convencida de que los ataques personales contra Emiliano García-Page tienen ”más que ver” con la posición manifestada por algunos barones del PP, ”presidentes de comunidades autónomas que han realizado declaraciones muy claras”, ante las que se ha optado por poner a Page en el objetivo de la diana ”para desviar la atención”.

Para Fernández ”no puede ser que el único que va en sentido contrario tenga razón”.

En este sentido también ha contestado Fernández a las declaraciones del consejero de Justicia e Interior de Madrid, Enrique López, en las que acusaba a García-Page de ”cargar contra los territorios” cuando las cosas le van mal.

La portavoz del Ejecutivo castellanomanchego ha insistido en que tanto el haber multiplicado por 2,5 veces la emisión de recetas a ciudadanos madrileños demuestra la movilidad y conectividad existentes entre ambas regiones. Algo que ”no es malo”, sino que ”es así”, de modo que ”nadie merece un insulto” por decir las cosas como son.

Blanca Fernández ha recordado que hay personas que desde Madrid han decidido venirse a Castilla-La Mancha y aquí se les atiende ”con gusto”. Pero, ha subrayado, la covid-19 es un virus que ”se mueve con las personas, está más a gusto cuando hay mayor movilidad” y de este modo en un territorio con millones de personas ”se expandirá con mayor facilidad”.

Dicho esto, la portavoz regional ha recalcado que lo reclamado por el presidente castellanomanchego no es más que ”coherencia” en todo el territorio nacional, puesto que ”es lo que la gente pide, lo que el sentido común dice” y lo que se requiere para luchar contra la pandemia.

”LEALTAD Y SENTIDO COMÚN”

Por su parte el secretario de Organización del PSOE castellanomanchego y diputado nacional, Sergio Gutiérrez, ha denunciado la ”estrategia del insulto” en la que se encuentran los populares en la región, a los que ha vuelto a reclamar ”lealtad y sentido común” para hacer frente a la pandemia y a sus consecuencias.

Mientras, considera que el PP de Pacto Núñez ”por criticar a Page en todo”, lo que ha hecho es ”llamar ineptos a Feijóo, a Mañueco y a todos los dirigentes del PP de España que opinan lo mismo que el presidente regional”.

En este sentido ha subrayado que la posición tanto de García-Page como de los presidentes de Galicia y Castilla y León, entre otros, es que ”de nada sirve que algunas comunidades autónomas tomen medidas restrictivas si otras no las toman”.

Considera que decir lo contrario ”es no conocer la realidad del virus”, ya que en estos momentos lo que ”tiene que predominar” es, incluso para acelerar la recuperación económica, ”preservar la salud”.

Por ello denuncia la ”estrategia del insulto” en la que se encuentran sumidos los populares de Castilla-La Mancha, al tiempo que ha criticado que algunos de sus dirigentes, incluido su presidente, ”estén un día diciendo una cosa y al día siguiente la contraria”.

”Que por la noche pidan restricciones y por las tardes las critiquen porque así no se ayuda a luchar contra el virus”, ha advertido Gutiérrez.

Así, el secretario de Organización socialista  ha pedido al PP de Castilla-La Mancha ”lealtad y sentido común, y no insultos”.