ALBACETE.- Los actos vandálicos contra las señales violeta, con las que numerosos municipios de Castilla-La Mancha han decidido mostrar su firme compromiso contra la violencia de género, se multiplican y ya son al menos cuatro las localidades que han sufrido estos ataques en poco más de dos semanas.

Señales con las que se pretende dejar claro que la violencia contra las mujeres no tiene cabida en estas localidades, y contra las que se revuelven aquellos que consideran que haciéndolas caer o cubriéndolas de espray pueden acabar con ese compromiso.

Publicidad

A los casos de Campo de Criptana y Miguelturra en la provincia de Ciudad Real, y el de Tarazona de la Mancha en Albacete, donde la señala llevaba colocada apenas un mes, se suma ahora otro municipio albaceteño, Villamalea, cuyo Ayuntamiento ha denunciado a través de las redes sociales lo sucedido.

Recuerdan cómo el año pasado se ponía en marcha una campaña contra la violencia de género, siendo una de sus iniciativas la instalación de señales informativas en las cuatro entradas del municipio.

Este martes se han encontrado que dos de ellas, concretamente las ubicadas en los accesos al municipio por la carretera del Herrumblar y la de Casas Ibáñez, han sido vandalizadas.

Una acción ”hecha con nocturnidad y a escondidas”, denuncian desde el Consistorio, lo cual ”guarda un paralelismo con lo que representa la violencia de género: una acción criminal llevada a cabo por asesinos y cobardes”, subrayan.

Desde el Ayuntamiento recalcan que Villamalea ”es un pueblo progresista”, que defiende ”todos y cada uno de los derechos de la mujer”, y por ello hacen pública esta ”afrenta” realizada por ”cobardes”.

Y es que para los responsables municipales el autor o autores de estos actos vandálicos muestran ”su incapacidad para ponerse en la piel de las 1.079 mujeres asesinadas desde 2003 que se contabilizan los crímenes machistas”, 45 de ellas asesinadas en 2020.

Recuerdan que la violencia de género ”no son solo los asesinatos”, sino también ”las acciones físicas, verbales, de control, que muchas mujeres sufren a lo largo de su vida”.

Aseguran que esta señal ”será reparada”, tanto en este 2021 como tantas veces ”sea necesario”, puesto que con este tipo de actos vandálicos se pone de manifiesto que se debe seguir ”realizando acciones y continuar trabajando en la sensibilización, concienciación y educación”, como herramientas para erradicar la violencia de género.

Condena que también ha llegado desde Izquierda Unida Castilla-La Mancha, en cuyas redes sociales han publicado su repulsa ”hacia estos actos machistas y denigrantes”.

Un mensaje en el que aseguran que ”el odio de quienes no aceptan la justicia social y la igualdad no va a empañar la lucha contra la violencia hacia las mujeres”.

Una idea en la que insiste esta formación, después de que el pasado 4 de febrero desde su Área de Mujer se denunciaran los diferentes actos vandálicos contra placas y señales que declaraban el compromiso de varios municipios con la erradicación de la violencia hacia las mujeres y la prostitución.

Desde IU subrayaban su convencimiento en la necesidad de reforzar en todas las instituciones ”la formación y el compromiso por los derechos sociales y la igualdad”.

Según la responsable del Área de Mujer de IU CLM, Isabel Álvarez, ”ni las pintadas ni las agresiones al patrimonio público van a frenar la lucha por los derechos de las mujeres y la erradicación de la violencia machista, porque somos muchas las que seguimos trabajando en todos los pueblos y municipios de nuestra región de forma incansable”.

Señalaba entonces que ya se sabía que ”cuando la derecha y la extrema derecha ponen el foco en la lucha de las mujeres por el reconocimiento de sus derechos desde sus escaños y sus medios están señalando el objetivo para que los vándalos arremetan en las calles contra la expresión libre de las conquistas y reivindicaciones feministas”.