El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante su rueda de prensa tras la reunión que ha mantenido para abordar el Plan de Modernización de Ciudad Real 2025. PeriódicoCLM

CIUDAD REAL.- El jefe del Ejecutivo castellanomanchego, Emiliano García-Page ha manifestado hoy su apoyo "en la defensa de nuestro modelo de convivencia" tanto al presidente, Pedro Sánchez, como "a los ministros más serios del Gobierno", en referencia a los de su partido, el PSOE. 

Tras las discrepancias surgidas en el seno del Consejo de Ministros entre los socialistas y Podemos a raíz de las protestas que están teniendo lugar en distintos puntos de España tras la detención del rapero Pablo Hasél, García-Page ha querido dejar clara su posición y lanzar un mensaje al partido morado, a cuyos responsables ha recordado que "no les convierte en casta condenar la violencia o, al menos, no más de lo que ya son desde que están gobernando".

Y es que para el presidente castellanomanchego la diferencia reside en "el ser y el estar". Considera que "mientras que unos son el Gobierno, otros solo están en el Gobierno, y están para lo que están".

Así lo ha señalado durante la rueda de prensa tras la reunión que ha mantenido para abordar el Plan de Modernización de Ciudad Real 2025. 

Allí ha destacado que mientras que en el Gobierno "una parte sustancial está trabajando para combatir el virus, para arreglar la economía", hay quienes "están pasando de puntillas por el virus, por las víctimas, por el dolor de la gente y se dedican a jalear la violencia", en referencia a la formación morada. Algo que "no puede ser bueno para nadie".

Para el también líder de los socialistas castellanomanchegos, "lo peor" de que haya quien se dedique a jalear la violencia es que "en una semana en la que se tenía que estar hablando de los problemas de corrupción de la oposición, en vez de estar hablando de ello o de las transacciones inmobiliarias para desviar la atención de la corrupción, se está hablando de lo que se está hablando".

En este sentido García-Page ha recordado que no es lo mismo ir codo a codo, que "dar codazos", cuando de lo que se trata es de recuperar "la normalidad" en todos los sentidos, la "gran expansión" que se vivía antes del virus.

Y es que para el jefe del Ejecutivo autonómico hay quien habla de normalidad "sin saber que su expectativa electoral está en función de lo anormal que sean las cosas".

También ha señalado que le "parece mentira" que cuando se cumplen 19 años del atentado sufrido por "una gran persona y un líder político como es Eduardo Madina", cuando tenía 26 años, "haya que estar defendiendo a la Guardia Civil, a la Policía y las Fuerzas Armadas, que siguen teniendo que protegernos para la defensa de nuestros derechos".

Y es que, ha continuado, "incluso con el terrorismo hubo normalidad constitucional en España". Así ha recordado que el que haya manifestaciones o huelgas generales "es normal en democracia", pero "lamentablemente el terrorismo es algo que no nos hemos quitado de encima", puesto que aunque ya no es el de origen vasco, de una minoría abertzale, es un terrorismo internacional.

DESPEJAR DUDAS

Preguntado sobre su parecer sobre el hecho de que Podemos no condene los incidentes que se han producido en diversas ciudades españolas, García-Page ha asegurado que le parece "menos grave que lo jaleen".

Y es que, ha señalado, "para poderlo condenar primero tienen que despejar las dudas de que tienen algún tipo de apoyo".

Al presidente castellanomanchego le parece "mal" que no se produzca esa condena por parte de la formación morada, a la que ha recordado que "a mamporrazos no se arreglan las cosas en España", algo que "tendrían que aprender".

Asimismo ha asegurado que esta actitud le molesta "por muchas cosas", pero fundamentalmente "porque cuando más hay que apoyar a las instituciones es cuando las cosas están más difíciles".

En este sentido, tras admitir que en los actos violentos que han tenido lugar en Barcelona, en Madrid y en otras ciudades "habrá aprovechados que no tienen que ver con nadie", pero también "profesionales de la violencia", ha insistido a Podemos que "el asegurar la convivencia y mantenerse en el cumplimiento de la ley, evitar todo tipo de conflicto, no tiene que ver con los que se manifiestan".

Manifestantes que dice le da igual sean de extrema izquierda o extrema derecha, puesto que se trata de "un problema de violencia", ha apostillado.