Con un sencillo acto institucional se ha celebrado el Día Internacional de la Mujer en Castilla-La Mancha. | FOTO: JCCM

TOLEDO.- Castilla-La Mancha ha querido reconocer en este 8 de marzo la labor "imprescindible" de las mujeres durante esta pandemia, un compromiso y un trabajo en muchos casos invisible, pero que ha sido fundamental a lo largo del último año.

Desde la atención sanitaria a las cajas de los supermercados, pasando por la limpieza, el cuidado a los más vulnerables o la elaboración de mascarillas en aquellos primeros momentos en los que no había forma de adquirirlas. Un trabajo siempre "indispensable" pero que ha sido aún si cabe más esencial en este tiempo.

Publicidad

Así se ha puesto de manifiesto durante el acto institucional que con motivo del Día Internacional de la Mujer se ha celebrado en la sede de la Presidencia del Gobierno regional en Toledo. 

Un acto modesto y sencillo, marcado por las restricciones que requiere la pandemia, en el que bajo el lema 'Imprescindibles' se ha pretendido recalcar la contribución esencial e indispensable de las mujeres a lo largo de la historia, aunque en muchas ocasiones, de un modo invisible o anónimo. Pero también la necesidad de avanzar en la consolidación del papel que deben seguir teniendo las mujeres en cualquier ámbito.

Publicidad

Un acto que ha presidido el jefe del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, en el que se ha reconocido a seis 'imprescindibles' castellanomanchegas, referentes por su trayectoria y contribución en distintos ámbitos. 

Han recibido este reconocimiento la pintora Gloria Merino; la periodista Amparo Álvarez; la guardia civil Manuela Simón; la investigadora Verónica Miguel; la médica y doctora en Lectura con Inteligencia Artificial Cristina Romero, y la divulgadora científica y sanitaria Marián García, más conocida como 'Boticaria García', quien en nombre de sus compañeras ha agradecido el reconocimiento y subrayado el "orgullo" que supone representar a tantas mujeres castellanomanchegas que trabajan tanto fuera como dentro de casa.

A todas ellas la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, ha agradecido el haber acudido a recoger este reconocimiento, al tiempo que ha destacado su carácter "extraordinario, imprescindible", demostración de que "las mujeres podemos hacer las mismas cosas que los hombres si nos lo proponemos.

Un 8M "atípico" en el que Fernández se ha mostrado convencida de que "ya volveremos a tomar las calles de manera multitudinaria", aunque en esta ocasión toque seguir haciendo un esfuerzo aún "muy necesario".

En este sentido la consejera de Igualdad ha subrayado que cuando se supere esta crisis sanitaria, será más importante si cabe ponerse "las gafas violetas" para abordar la crisis económica que está marcando aún más la brecha de género. Y es que, ha apuntado, las consecuencias de la pandemia serán "más duras" para las mujeres, puesto que una de cada cinco ha renunciado, bien de forma temporal o bien de forma permanente, al trabajo durante la pandemia para atender a menores o dependientes.

Por otra parte ha recordado que aunque hoy España es un país en el que se garantizan los derechos de hombres y mujeres por igual, en el que "nadie se atreve a decir hoy que somos menos inteligentes o que tenemos menos capacidad de sacrificio", lo cierto es que aún siguen existiendo "estereotipos de género" que hacen que "partamos de una posición distinta".

En este sentido Fernández ha subrayado que las medidas de acción positiva no tratan de "dar ventaja" a las mujeres sobre los hombres, sino que con ellas se trata de "equilibrar ese punto de partida". Así ha asegurado que "no es una cuestión ideológica", sino que supone "una palanca" que debe servir para que esas posiciones de salida "se igualen".

Y aunque se ha avanzado mucho, todavía hay "un techo de hormigón que aún no conseguimos romper".

Por otra parte, la consejera de Igualdad ha querido destacar cómo a lo largo de la historia "las mujeres han sido parte imprescindible de los avances sociales, científicos, de los cambios artísticos, culturales y políticos", aunque durante siglos estuvieran vetadas pudiéndoles incluso costar la vida y siendo invisibilizadas.

Por ello ha considerado fundamental que las mujeres a las que este 8 de marzo Castilla-La Mancha reconoce sean "espejos en los que mirarnos", en los que "se puedan mirar nuestras niñas y adolescentes".

VACUNA CONTRA LA DESIGUALDAD

Por su parte Marián García, en representación de todas las galardonadas, ha agradecido al Gobierno regional el reconocimiento cada 8M "a las que jugamos en casa".

Una intervención en la que ha subrayado que "reducir la brecha" no solo requiere de estrategias y políticas urgentes por parte de las autoridades, puesto que "esa lucha empieza dentro de cada uno de nosotros".

Así, por una parte ha pedido una mayor inversión en educación dual, puesto que es "la llave que abre la puerta de la igualdad del mañana", y por otra un mayor respaldo a la mujer rural, ya que "su talento, su fuerza y su corazón son tan grandes como puede ser su vulnerabilidad".

En este sentido ha llamado la atención sobre las mujeres "valientes, independientes, que con sus cabezas pensantes, corazón generoso y sus manos, salvan sus pueblos".

Un contexto en el que ha subrayado cómo "la desigualdad es un virus tan peligroso como el coronavirus", con el que -ha dicho- comparte muchas características. 

De este modo, 'Boticaria' García ha recalcado cómo la desigualdad se presenta de forma "asintomática en muchos individuos", siendo estos "silenciosos" una parte importante del problema, tal y como sucede también con la covid.

Igual que el virus, en la desigualdad existen "grupos de riesgo", en los que "las más vulnerables son las más afectadas", pudiendo llegar en los casos más graves a causar la muerte.

Considera así que para acabar con la desigualdad, al igual que con el coronavirus, es fundamental "invertir en educación, ser todos responsables y solidarios", puesto que es sabido que la vacuna de la desigualdad no nos la va a traer Pfizer, Moderna o AstraZeneca, que no vamos a estar vacunados ni antes ni después del verano.

Sin embargo ha recalcado que "la vacunación contra la desigualdad puede empezar hoy mismo", puesto que "depende de cada uno de nosotros" el "inocular anticuerpos frente a la desigualdad".

Una vacuna contra la desigualdad muy necesaria, puesto que "aún quedan muchos borregos fuera del efecto rebaño", ha sentenciado.