El Gobierno regional confía en que abril marque "un punto de inflexión" en el ritmo de vacunación.

TOLEDO.- Castilla-La Mancha ha superado ya las 400.000 dosis administradas en el marco del programa de vacunación contra la covid-19. Vacunas que se han seguido administrando a lo largo de la Semana Santa, sin bajar el ritmo ni en los seis centros de vacunación centrales habilitados -uno en cada capital de provincia y en Talavera de la Reina-, ni en el resto de dispositivos que continúan funcionando en la red de Atención Primaria, desde los que se ultima la vacunación a los mayores de 80 años, que "siguen siendo el objetivo prioritario".

Así lo ha señalado en rueda de prensa el director general de Salud Pública, Juan Camacho, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este lunes en Talavera de la Reina para dar cuenta de los últimos datos de la pandemia de covid-19 en la región.

Publicidad

Camacho ha detallado que ya se ha vacunado "prácticamente a todos los grupos" ya iniciados, y se ha comenzado en estos días festivos la administración de vacunas al grupo 8, formado por personas de entre 56 y 65 años. Vacunación cuyo ritmo dependerá de la disponibilidad de vacunas, ha subrayado.

Respecto al resto de grupos prioritarios, el director general de Salud Pública ha apuntado que a día de hoy, tanto el grupo 1 (residentes de centros sociosanitarios y trabajadores de los mismos) como el grupo 2 (sanitarios de primera línea), están "prácticamente completos", quedando "algún pequeño resto" de personas que bien estaban de baja o bien se han incorporado posteriormente, por lo que la mayoría ha recibido la pauta completa.

Por su parte en el grupo 4 (personas con gran dependencia y sus cuidadores), Camacho ha apuntado que "prácticamente el cien por cien ha recibido la primera dosis", y se sigue avanzando en completar las pautas.

Otro de los grandes grupos prioritarios, el 3, en el que se encuentran otros profesionales sanitarios y sociosanitarios no incluidos en el grupo 2, su vacunación se encuentra "prácticamente finalizada", pendiente de completar las dos dosis en las dos próximas semanas.

Asimismo, Camacho ha explicado que el grupo 6A, en el que se encuentran los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, policía local, bomberos o servicios de emergencias, entre otros, se ha completado la administración de la primera dosis entre los menores de 65 años.

Mientras, la vacunación de los grupos 6B y 6C, que engloban a personal docente y no docente de los centros educativos, se encuentra también en un estado "muy avanzado". En este sentido ha detallado que han sido ya 32.000 las personas que han recibido la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca y que esta semana se espera completar la administración al resto del personal no docente así como a quienes se encontraban de baja laboral.

DE 70 A 79 AÑOS LA PRÓXIMA SEMANA

Además, Camacho ha avanzado que a finales de la próxima semana está previsto que dé comienzo la vacunación del grupo 5B, en el que se encuentran las personas de entre 70 y 79 años a los que se administrarán vacunas de ARN mensajero.

Un grupo etario que desde el Gobierno regional se prevé ampliar hasta los 66 años a efectos prácticos, con el objetivo de no parar una vez que se vaya cubriendo de forma descendente los grupos de edad.

Vacunación que se simultaneará con la del grupo 7, ha precisado, aquel en el que se encuentran incluidas personas menores de 60 años que presentan especiales condiciones de riesgo, personas con tratamiento renal sustitutivo, con citotóxicos por enfermedad oncohematológica y personas con síndrome de Down mayores de 40 años.

Desde el Gobierno regional se confía en que este mes de abril marcará "un punto de inflexión importante" en la estrategia de vacunación. De este modo, y "si todo transcurre según lo previsto", el aumento de la llegada de dosis será "muy sustancial", lo que permitirá aumentar el ritmo de vacunación.

En este sentido Camacho ha detallado cómo este lunes han llegado a Castilla-La Mancha algo más de 56.000 dosis de la vacuna de Pfizer, lo cual duplica las recibidas la semana pasada y triplica las de hace tres semanas. Esto va a permitir que se siga trabajando a un ritmo cada vez más "acelerado", aunque seguirá siendo la disponibilidad de vacunas el "cuello de botella" y en ningún caso la capacidad para administrarlas.

Así, el director general ha apuntado que a lo largo de esta semana se pondrán en marcha otros 16 centros de vacunación repartidos por toda la geografía regional, que junto a los hospitales y los centros de Atención Primaria, permitirán llevar adelante el programa de vacunación con mayor agilidad siempre y cuando las dosis sigan llegando.

MAYOR RECHAZO ENTRE LOS DOCENTES

Respecto al aumento al rechazo a la vacunación en los últimos grupos, el director general de Salud Pública ha admitido que tanto en el 6B como en el 6C que engloban a personal relacionado con el ámbito de la educación, y cuya vacunación está contemplada con AstraZeneca, sí se ha detectado un mayor rechazo que en grupos previos.

En este sentido ha citado como ejemplo el grupo 2, en el que la aceptación "superó el 95 por ciento", mientras que entre el colectivo docente "la aceptación ha sido bastante menor". Para Camacho esto quizás tiene que ver "con todo el complejo mediático y la incertidumbre generada en torno a la vacunación con AstraZeneca", a lo que se suma el hecho de la "percepción" y la "cercanía" a los casos que difiere de un colectivo a otro.

No obstante, ha precisado también, entre el grupo 6A, que incluía personal esencial de Policía Nacional, Guardia Civil o de emergencias, la tasa de aceptación ha sido "altísima", siendo también vacunados con AstraZeneca.