El jefe del Ejecutivo regional, Emiliano García-Page, valorando los datos del paro de marzo durante la toma de posesión de la nueva consejera de Bienestar Social, Bárbara García | Foto: A. Pérez

TOLEDO.- Los datos de paro de este mes de marzo, aunque " son graves e insuficientes", reflejan que en la región "en pleno año de pandemia, se ha creado empleo". De esta forma se ha referido el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, a la bajada de paro que ha registrado la región en marzo respecto al mes anterior, 1.609 desempleados menos.

Una cifra ciertamente eclipsada por el efecto de la pandemia del coronavirus en el empleo, pues en términos interanuales, desde que comenzó el confinamiento decretado con el estado de alarma, el número de demandantes de trabajo en la comunidad autónoma ha aumentado en 5.369 personas.

Publicidad

No así en lo que se refiere a las afiliaciones a la Seguridad Social, donde si en comparación con febrero han subido en 1.380 trabajadores, hasta alcanzar los 705.869 cotizantes castellanomanchegos, el dato es notablemente más positivo al confrontarlo con marzo del año 2020. Concretamente, hay 11.823 trabajadores más que hace doce meses, lo que representa un aumento del 1,70 por ciento.

A modo de ver de García-Page, estos datos no son fruto "de ninguna casualidad", sino que son consecuencia de "una estrategia pilotada por el Gobierno regional, con la Consejería de Economía al frente", que con el apoyo de los agentes sociales, han "apretado las filas" y ha agradecido a la sociedad de la región que "haya aunado esfuerzos en un momento de dureza".

Publicidad

"Estamos peor que hace un año, sin duda, pero no nos hemos detenido a espera a que nos lo arreglen otros ni le hemos echado la culpa a los otros", ha reivindicado García-Page, que ha subrayado que el Ejecutivo castellanomanchego ha hecho lo que estaba a su alcance, "mantener el ánimo y centrarse en la parte más importante para salir adelante, la sanidad".

Y ha resaltado que la región puede "decir sin vanagloria" que es la tercera comunidad autónoma en la que menos ha subido el paro –solo por detrás de País Vasco y Extremadura- y además ha crecido la afiliación a la Seguridad Social, por lo que ha asegurado que cuando "los vientos sean favorables", la región estará "con preparación y ganas" para avanzar a "un ritmo vertiginoso".

Planteamiento en el que ha incidido su viceconsejera de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral, Nuria Chust, quien concretamente ha destacado que "Castilla-La Mancha es la región donde más empleo se ha creado en los últimos doce meses".

Pese a ello, la viceconsejera ha explicado que marzo es un mes que exige prudencia en el análisis, por los factores de estacionalidad poco definida y el efecto calendario debido a la movilidad de la Semana Santa que puede caer cada año en marzo o en abril, así como por ser el primer mes en que se empezó a sentir en 2020 la pandemia en términos laborales y de empleo.

En cualquier caso, Chust califica la bajada de paro mensual como una de las mejores de la serie histórica, puesto muchos meses de marzo ha subido el desempleo, además que este año todavía se mantienen restricciones provocadas por la pandemia de coronavirus y no se han realizado celebraciones típicas de Semana Santa que hubieran tenido efectos más positivos sobre el trabajo.