Persona mayor abriendo a un revisor. ARCHIVO

TOLEDO.- La Guardia Civil de Toledo ha advertido a los ciudadanos de la provincia sobre la presencia de personas no autorizadas que realizan revisiones del gas haciéndose pasar por empleados de una empresa.

Según ha informado la Comandancia de Toledo, las personas de avanzada edad son el objetivo principal de estos delincuentes, a los que estafan cobrando cantidades desproporcionadas por el servicio, sin extender factura y en ocasiones por reparaciones que no se han realizado.

Publicidad

En este sentido, la Benemérita ha indicado que los delincuentes suelen intensificar este tipo de acciones delictivas con la llegada del invierno, donde los consumidores vuelven a hacer uso de las calderas y otros elementos de calefacción, pero el resto del año continúan intentando estafar, generalmente a las personas más vulnerables, de avanzada edad o que se encuentran solas.

Por este motivo, ha alertado a los ciudadanos para intentar evitar que se conviertan en víctimas de un delito de estafa y ha asegurado que un revisor autorizado nunca se presenta en casa sin previo aviso, además de que debe ser el consumidor quien elija qué empresa realiza la revisión, bien porque tenga el servicio contratado o porque sea él quien llame para que se realice.

Asimismo, ha señalado que la persona que se presente debe ir perfectamente identificada con la insignia de la empresa, con su correspondiente acreditación, DNI y su número de revisor autorizado, datos que permiten verificar si están inscritos en el Registro del Ministerio de Industria.

Si no se cumplen estas premisas, la Guardia Civil ha dicho que no se debe dejar pasar a nadie al domicilio, que si se ha llevado a cabo la inspección el técnico debe entregar un certificado -si es favorable debe ir firmado y sellado, y si no debe ir indicar el motivo y el tiempo que tiene para su reparación- y no se debe abonar dinero en metálico en el momento sino realizar el pago a través de una factura.