El alcalde de Carboneras de Guadazaón (Cuenca), Carlos Arteche. ARCHIVO

CUENCA.- El municipio conquense de Carboneras de Guadazaón se ha convertido, según los datos semanales publicados por la Consejería de Sanidad, en la localidad con la tasa de incidencia más alta en la semana 14 del año en toda Castilla-La Mancha y sus vecinos viven la situación con "temor", aunque cumpliendo las normas.

Así lo ha explicado el alcalde, el 'popular' Carlos Arteche, que ha reconocido que el vecindario está saliendo "lo indispensable" de sus casas, y que sienten "miedo a los contagios, pero están respondiendo y cumpliendo las medidas".

Publicidad

Una intranquilidad provocada porque Carboneras registró entre el 5 y el 11 de abril 21 contagios entre sus 811 habitantes, lo que supone una tasa de incidencia semanal de 2.641,5 positivos por cada 100.000 habitantes, la más alta de la región.

Desde el pasado lunes, la localidad está en nivel 3 reforzado, con restricciones como el cierre total de la hostelería.

Publicidad

Arteche ha añadido que no tiene datos de los últimos días, aunque sí ha conocido algún nuevo caso entre el vecindario.

Sin embargo, espera que no sean muchos y que el día 21 de abril se pueda revisar la situación del pueblo y el decreto de medidas restrictivas para saber si continúan igual o bajan de nivel.

Esta localidad realizó el pasado fin de semana un cribado masivo de 375 pruebas, después de que entre el Lunes Santo y el Domingo de Resurrección pasase de no tener casos a registrar cinco, según los datos de la Consejería de Sanidad.

Además de Carboneras, en la provincia de Cuenca, Campillo de Altobuey tiene una tasa de incidencia de 632,41 casos por 100.000 habitantes, mientras que la capital, que está en nivel 3, supera los 265 positivos de tasa.