Dispositivo de la Policía Local de Guadalajara. Foto: @PoliciaLocalGU

GUADALAJARA.- La capital alcarreña ha sido testigo de una terrible agresión racista a un menor de edad. Este fin de semana, la Policía Local de Guadalajara informó de que un varón de unos 40 años le propinó varios golpes a un niño extranjero de 12 años, que tuvo que ser trasladado al Hospital General Universitario de la ciudad.

Los hechos sucedieron en torno a las nueve y media horas de la mañana del sábado, cuando el menor transitaba por la calle Mayor y la Plaza de Santo Domingo de camino a un entrenamiento deportivo, mientras el hombre lo perseguía hasta detenerlo. Sin ningún motivo, el agresor le asestó varios golpes en la zona abdominal, en lo que el Ayuntamiento de Guadalajara ha considerado una actitud "claramente racista".

Después de ser alertada la Policía Local del suceso, el varón huyó del lugar de los hechos sin que ningún testigo presente pudiera detenerlo, perdiéndose su rastro en las inmediaciones de la Plaza de Moreno. Las Fuerzas de Seguridad continúan buscando al presunto autor de la agresión y han solicitado la colaboración ciudadana para encontrarlo.

El menor fue trasladado al Hospital General Universitario, donde se encuentra estable y en observación. Además de padecer un dolor abdominal asociado a los golpes, el menor también está siendo curado de varias heridas.

Publicidad

El ataque racista ha recibido la condena unánime de instituciones y asociaciones de la ciudad. El Consistorio municipal ha publicado un comunicado en el que muestra su "firme y absoluto rechazo" ante esta agresión, y se ha reafirmado en las políticas llevadas a cabo desde la Concejalía de Diversidad contra el odio y la discriminación.

El propio alcalde de la capital provincial, el socialista Alberto Rojas, ha contactado con la familia del menor para interesarse por su estado, transmitirle el apoyo del Ayuntamiento y para ponerse a su disposición ante cualquier necesidad. Igualmente, los grupos políticos del Pleno municipal han rechazado la agresión

Por su parte, el Colegio Oficial de Trabajo Social de Castilla-La Mancha ha emitido una nota de prensa en la que han denunciado que los mensajes de odio "han pasado a formar parte de los discursos oficiales de alguna formación política que está presente en numerosas administraciones tanto a nivel estatal, autonómico y local", en clara referencia a la extrema derecha. Un discurso fundamentado en "bulos y noticias falsas" que según los miembros del Colegio, "está calando en algunas capas de nuestra sociedad".

La organización también ha criticado que se criminalice a los menores extranjeros no acompañados, "los mal llamados 'menas'", dando a entender con los discursos racistas que "son un colectivo violento y delincuente que aterroriza a los barrios del país".

También han hecho un llamamiento a "la convivencia, la inclusión y la tolerancia", y piden a los medios de comunicación una "reflexión" sobre la cobertura a los mensajes de odio, "dentro de la libertad de prensa".

Finalmente, han deseado una pronta recuperación al menor agredido, así como que el autor del hecho sea detenido y puesto a disposición judicial.