Patrulla de la Policía Local en una de las calles de la capital alcarreña. Foto: Policía Local de Guadalajara

GUADALAJARA.-La Policía Local de Guadalajara detectó una fiesta masiva ilegal que se estaba celebrando en un bar de la ciudad, en la que participaban 27 personas que han sido propuestas para sanción, que en su mayor parte se escondieron en un patio trasero del local cuando se percataron de la presencia de los agentes.

Según ha informado el Ayuntamiento de Guadalajara, la fiesta se estaba celebrando el pasado sábado en un establecimiento situado en la calle Cuesta del Matadero, al que unos agentes de la Policía Local que patrullaban por las calles del entorno se dirigieron, al escuchar música y ruido elevado procedentes del local y percibir olores a comida recién hecha.

Publicidad

Los policías solicitaron insistentemente la entrada en el lugar, hasta que 15 minutos más tarde la dueña y una empleada les franquearon la entrada al establecimiento, aunque negaron que hubiera clientes dentro.

Sin embargo, los agentes pudieron comprobar que en varias mesas había comida y que en las paredes del bar se habían pegado carteles en los que daban una serie de pautas de actuación en caso de que la Policía Local llegase al bar, por lo que procedieron a inspeccionarlo y a descubrir que había 25 personas escondidas en el patio trasero.

Todas las personas que participaban en la fiesta han sido propuestas para sanción a Sanidad, además del propio establecimiento que incumplía varias normas de protección establecidas para evitar contagios de covid-19.

Además, los agentes descubrieron que sus dueños habían instalado una cámara irregular que apuntaba a la vía pública desde sus puertas de acceso, para poder vigilar la presencia de personas en sus proximidades.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Guadalajara ha indicado que en la semana pasada la Policía Local tramitó un total de 122 propuestas de sanción por incumplimiento de medidas y restricciones impuestas para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

Asimismo, ha recordado que desde el pasado martes están vigentes en la ciudad medidas especiales de nivel 3 reforzado porque se encuentra en una situación de elevada transmisión del virus, con medidas excepcionales cuyo cumplimiento queda encomendado a la Policía Local, que durante esa misma primera jornada se dedicó a informar de todos los cambios.

De la totalidad de sanciones, 19 corresponden al incumplimiento del uso de la mascarilla, 52 a las relacionadas con el incumplimiento del horario nocturno; seis por la celebración de fiestas en domicilios privados, 34 por superar el número permitido de personas por reunión, cinco por infringir el cierre perimetral y seis por apertura de establecimientos en días posteriores a la publicación de las nuevas normas.