TOLEDO.- El borrador del anteproyecto de ley de Diversidad Sexual y LGTBI de Castilla-La Mancha saldrá a información pública en las próximas semanas. Una norma orientada a la defensa de los intereses y derechos de estos colectivos, con los que se ha trabajado "mano a mano" en su elaboración.

Así lo ha avanzado la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo autonómico, Blanca Fernández, con motivo de la reunión que ha mantenido en las Cortes junto al presidente de la Cámara, Pablo Bellido, e integrantes de los únicos tres grupos parlamentarios (PSOE, PP y Ciudadanos), con representantes de Chrysallis, Fundación Triángulo, Bolo Bolo y Plural Mancha Centro.

Publicidad

Desde el Gobierno regional confían en contar con el apoyo de todos los grupos políticos con representación en las Cortes durante la tramitación de esta nueva ley, reeditando así el consenso alcanzado en 2017, cuando salió adelante el protocolo de identidad y expresión de género.

Protocolo, ha precisado Fernández, que está siendo de gran utilidad en el objetivo del respeto a la identidad sexual, "evitando situaciones que provocan dolor y sufrimiento", las cuales "son absolutamente evitables".

Por ello, la consejera ha manifestado su confianza en que se mantenga el consenso en la tramitación de esta ley, la cual "debe de estar orientada a la defensa de los intereses y los derechos de las personas que pretendemos defender, y no para sacar pecho ni decir que somos los mejores en nada desde el Gobierno, sino compartir con todos los grupos políticos este trabajo", ha precisado.

Un proceso de elaboración en el que también se cuenta con el conjunto de la sociedad, ya que la elaboración del borrador que en breve va a someterse a información pública, ha sido muy participada.

Asegura Fernández que no se trata de un "corta y pega" de otras leyes autonómicas, sino que va a ser "una ley propia, con autonomía", en la que se represente "bien" a la sociedad castellanomanchega: diversa, plural y del siglo XXI.

Jornada por los derechos del colectivo trans 21-4-2021

Y mientras llega el momento de la tramitación parlamentaria de esta nueva ley, las Cortes de Castilla-La Mancha han querido este miércoles enviar un mensaje de unidad en favor de la lucha por los derechos de las personas trans.

En el marco de esta jornada de encuentro con estos colectivos, el presidente del Parlamento regional, Pablo Bellido, y la consejera de Igualdad, Blanca Fernández, han firmado la gigantesca bandera trans que está recorriendo todas las comunidades autónomas en el marco de la campaña '#ExigimosLaIgualdadTrans' que está promoviendo la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), junto a los cuatro colectivos presentes hoy en la Cámara.

Bellido ha asegurado sentirse emocionado por ver cómo en las Cortes de Castilla-La Mancha se está "asfixiando el discurso del odio" y exista unidad "en la defensa de la libertad de todos y cada uno de los individuos y por la igualdad de todas las personas.

En este sentido ha afirmado que en las Cortes de Castilla-La Mancha los representantes de los ciudadanos, de todos los partidos, tienen claro que deben estar unidos en la defensa de la igualdad de todas las personas de la región, algo que -ha recordado- "no está garantizado en todas las comunidades autónomas".

Por ello ha animado a todos los grupos a seguir trabajando "con espíritu de unidad" para que este colectivo "vea colmadas sus aspiraciones" y desterrar así los discursos de odio para "no dejar ni una rendija a aquellos que quieren discriminar o menoscabar los derechos humanos".

Desde Ciudadanos, el diputado David Muñoz ha destacado la predisposición de su grupo parlamentario a apoyar este proyecto y lograr que englobe "a todos los colores de la bandera arcoíris y trans".

Por su parte desde el grupo parlamentario popular, María Roldán ha subrayado la intención de su partido de aportar para lograr "la mejor ley", al tiempo que ha recordado la unanimidad que hasta ahora ha habido en la Cámara en materia de Igualdad, porque "los derechos humanos no tienen colores ni ideología".

En representación del grupo parlamentario socialista participaba en el encuentro la diputada Charo García Saco, quien se ha referido a Castilla-La Mancha como "una región diversa y plural". Asimismo ha confirmado la disposición de su grupo para trabajar en esta ley que sirva para avanzar "en una sociedad igualitaria y libre, sin discriminación alguna".

Tras la comparecencia telemática, todos ellos han mantenido un encuentro con Ana Belén Hernández, de Chrysallis; Maribel Blanco, de Fundación Triángulo; Ricardo Vicente de Bolo Bolo, y Jesús Antonio Muñoz de Plural Mancha Centro.

En nombre de todos ellos, Blanco agradecía el apoyo manifestado en esta jornada en el Parlamento para que "los derechos humanos no den un paso atrás en nuestra tierra".

Asimismo expresaba su orgullo por ver cómo Castilla-La Mancha constituye "un ejemplo en la defensa de los derechos humanos", en la que "está dando un paso de gigante y está dando una lección de igualdad y diversidad".