La coordinadora regional de Cs, Carmen Picazo, es también ahora la nueva presidenta del grupo en las Cortes. PeriódicoCLM

TOLEDO.- El grupo parlamentario de Ciudadanos comienza a recomponerse tras la salida de dos de sus diputados el pasado mes de marzo. Cambios que han comenzado por la toma de posesión de los dos nuevos componentes de la bancada naranja, María Elena Jaime y Javier Sevilla, y a los que ha seguido una reestructuración de funciones en el seno del grupo.

Así, la coordinadora de Cs en la región, Carmen Picazo, pasa a ser la nueva presidenta del grupo en las Cortes, dejando la portavocía que hasta ahora ocupaba en manos del diputado por Toledo David Muñoz.

Publicidad

Cabe recordar que desde el inicio de la legislatura, la presidencia del grupo parlamentario había recaído en Alejandro Ruiz, anterior secretario regional de Organización de la formación naranja, quien a principios de 2020 renunciaba a este cargo para centrarse en su labor en las Cortes.

Sin embargo, su renuncia al acta de diputado -acompañada de su salida del partido- dejaba hace unas semanas la presidencia del grupo vacante. Un rol que ahora asume Picazo, a quien sustituye como portavoz el otro 'veterano' del grupo parlamentario.

Además de estos cargos, tras la toma de posesión de los dos nuevos diputados, el grupo parlamentario deberá reorganizar también la distribución de su participación en las distintas comisiones constituidas en las Cortes.

Puestos entre los que se encuentran los dejados por Ruiz, como las vicepresidencias de la Comisión de Control de Radio Televisión de Castilla-La Mancha y de la Comisión de Fomento; así como la vacante en las comisiones de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, y en la de Desarrollo Sostenible. Otra de las responsabilidades a repartir será también la vicepresidencia de la Comisión no Permanente de Estudio sobre la gestión y efectos de la COVID-19 en Castilla-La Mancha.

Por su parte se encuentran también sin representante de Ciudadanos por el momento las comisiones de Bienestar Social, de Igualdad y de Sanidad, de las que hasta el pasado 31 de marzo formaba parte Úrsula López, quien dejaba el acta de diputada alegando motivos personales tan solo unos días después de que también formalizara su marcha Ruiz.