El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, inaugurando el refuerzo en firme de la CM-4005 a la altura del municipio de Ciruelos. Foto: Archivo.

TOLEDO.- Nuevo pronunciamiento del presidente de Castilla-La Mancha ante el aumento de las amenazas a los miembros del Gobierno de España. Emiliano García-Page ha trasladado su "apoyo y solidaridad" a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que esta mañana ha recibido una carta con una navaja aparentemente ensangrentada.

Una misiva amenazante que se asemeja a las entregadas la semana pasada a su homólogo de Interior, Fernando Grande-Marlaska, a la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, y el antiguo vicepresidente segundo y actual candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias; las cuales contenían munición real empleada por las Fuerzas Armadas Españolas.

Publicidad

Desde el Ministerio del Interior se han visto obligados a reforzar la seguridad de los tres políticos amenazados, a los que ahora se le suma la posible vicepresidenta económica de Ángel Gabilondo en caso de que el socialista gane las elecciones a la Asamblea de Madrid.

El titular de la Junta de Comunidades ha rechazado en firme el tono que está adquiriendo la campaña madrileña a través de estas misivas, asegurando que no van a dejar que "la crispación, la intimidación y el odio se apoderen de la convivencia en nuestro país".

Asimismo, se ha reafirmado en las declaraciones que hizo la semana pasada a través de sus redes sociales, defendiendo que "ante las amenazas y la violencia", hace falta responder con "justicia y democracia".

Finalmente, la ministra ha agradecido las palabras de Page y del resto de personalidades que le han mostrado su apoyo tras lo sucedido, y ha comentado que estas "refuerzan" su voluntad "de trabajar por un futuro mejor".