Señal contra las violencias machistas frente al Ayuntamiento de Villarrubia de los Ojos. ARCHIVO

CIUDAD REAL.- El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha autorizado al gabinete jurídico de la Junta a personarse como acusación popular en el juicio por el presunto asesinato machista que tuvo lugar en la localidad ciudadrealeña de Villarrubia de los Ojos el pasado 27 de diciembre de 2020.

Así lo ha anunciado la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo regional, Blanca Fernández, quien ha subrayado que la violencia de género es "una pandemia" para la que no existe vacuna ni receta mágica, pero contra la que se puede actuar con una legislación adaptada al Convenio de Estambul para la prevención y lucha contra la violencia machista.

Publicidad

Es el caso de la ley regional para una Sociedad Libre de Violencia de Género, que recoge todas las formas y manifestaciones de violencia machista en base al Convenio. Una normativa que posibilita a la Junta de Comunidades personarse en este tipo de procedimientos penales. "Tal como anticipamos, el Gobierno de Castilla-La Mancha se personará en todos los asesinatos machistas porque entendemos que tenemos una obligación moral y, además, porque la ley nos lo permite", ha recordado Fernández.

En este sentido, ha precisado que "necesitamos" que la ley estatal integral contra la violencia machista contemple también las diversas formas que tiene la violencia machista y no únicamente las que se suceden en el ámbito de la pareja o expareja "porque estamos dejando a miles de mujeres sin proteger", ha dicho.

La portavoz de la Junta y consejera de Igualdad, Blanca Fernández, en la rueda de prensa donde ha anunciado la personación de la Junta en el asesinato machista de Villarrubia de los Ojos. Foto: A. Pérez Herrera

En su opinión, "es el momento de adaptar la ley integral de lucha contra la violencia de género estatal al Convenio de Estambul" ya que el Ejecutivo central contará con la "mayoría" del arco parlamentario, pese a que hay "fuerzas reaccionarias", ha indicado, que "incluso niegan la violencia machista". "Por eso, insto al Gobierno a que inicie este trabajo", ha manifestado Fernández.

Según los datos que ha aportado, en España han sido asesinadas desde 2003 por violencia machista 1.086 mujeres y 38 menores, y han quedado huérfanos como consecuencia de esos asesinatos machistas 307 menores.

Además, el 80 por ciento de las denuncias que llegan a juicio acaban con una sentencia condenatoria, según la consejera de Igualdad, quien ha apuntado que "tenemos mucho por hacer" y el Gobierno que preside Emiliano García-Page "tiene muy claro que lo va a seguir haciendo" incluyendo defender a la familia a través de su personación como acusación popular en el juicio.

María Dolores, de 50 años y madre de dos hijos, fue asesinada con un arma blanca en Villarubia de los Ojos a manos de su pareja sentimental.