El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en el acto de inauguración de la planta de Morchem en Fontanar, Guadalajara. Foto: A. Pérez Herrera

GUADALAJARA.- El presidente de Castilla-La Mancha sube el tono con María Dolores de Cospedal. Si hace unos días le deseaba "lo mejor" a la ex secretaria general del PP después de hacerse oficial su imputación en la trama Kitchen, ahora Emiliano García-Page le ha echado en cara que aparezca en las portadas de la medios "por cuestiones que tienen que ver con lo que más rechaza la opinión pública".

En un acto realizado en el municipio guadalajareño de Fontanar, Page ha dedicado unas breves palabras a la antigua ministra de Defensa, a raíz de la publicación en el diario El País de las anotaciones del comisario Villarejo donde se vincula a Cospedal y a quien fuera su jefe de gabinete, José Luis Ortiz, con supuestos pagos irregulares que irían destinados a financiar "encargos puntuales" al policía con dinero del partido.

Publicidad

Pues bien, el presidente regional ha asegurado que a él "no le gusta acaparar portadas de los periódicos, como hoy la acapara gente importante en Castilla-La Mancha", en referencia a su predecesora en el cargo. Incluso, ha afirmado que este hecho le da "hasta un poco de apuro personal".

Page ha aprovechado también la reciente manifestación en la plaza de Colón contra las medidas de gracia a los políticos catalanes para declarar que "no le importa acapararlas si es para estar en contra de los indultos". En esos supuestos, no se siente avergonzado de salir en la prensa "bajo ningún concepto".

Finalmente, ha insistido en que Cospedal ha acaparado este lunes las portadas de los medios "por cuestiones que tienen que ver con lo que más rechaza la opinión pública, la sociedad, y desde luego, la moral colectiva".