Movilización ciudadana contra la minería de tierras raras en la provincia de Ciudad Real. ARCHIVO

CIUDAD REAL.- Nuevo varapalo judicial a la minera Quantum, que pretendía extraer tierras raras en la comarca del Campo de Montiel. La empresa finalmente no será indemnizada por el presidente de la Plataforma 'Sí a la Tierra Viva', Luis Manuel Ginés, al que acusaban de haber dañado la imagen pública de la entidad.

La Audiencia Provincial de Ciudad Real ha desestimado el recurso de apelación de la mercantil contra la sentencia de abril de 2018 del Juzgado de Primera Instancia Nº1 de Villanueva de los Infantes, en el que se absuelve al líder de vecinal de las acusaciones vertidas por la empresa minera.

Publicidad

La demanda fue interpuesta por Quantum en enero de 2017, en el momento álgido de la oposición ciudadana contra el proyecto para extraer tierras raras en la provincia de Ciudad Real.

Un año antes, esta asociación ambientalista había solicitado la colaboración del Seprona para esclarecer si se había cumplido la legalidad vigente en unos trabajos de exploración minera que se estaban realizando en terrenos pertenecientes a la Red Natura 2000 sin la pertinente licencia municipal. Además, la minera estaba realizando tareas de investigación en un corral dentro del casco urbano de Torrenueva, con el consiguiente riesgo de vertido de aguas residuales.

Ambas actividades acabaron siendo clausuradas con posterioridad por el Ayuntamiento de la localidad al carecer de autorización, y la empresa fue sancionada con 2.700 euros por ejercicio de actividad clandestina.

Desde 'Sí a la Tierra Viva' explican que la resolución de la Audiencia Provincial –que no ha sido recurrida por la minera-, avala la postura expuesta por la abogada de la Plataforma, María del Carmen Morallón, quien desde el inicio del proceso judicial manifestó que la denuncia ante el Seprona "se circunscribía en el ámbito de la acción penal pública que corresponde a la ciudadanía en defensa de un bien jurídico general como es el derecho al medio ambiente".

En la resolución, el juez afirma que no puede exigirse al presidente de la Plataforma "un acto de confianza ciega hacia la pulcritud de las actividades mineras investigadas", y que "no cabe entender que el fin de la denuncia fuera causar perturbación en estas, ni existe prueba suficiente de temeridad o negligencia en la formulación de la denuncia ni falta de rigor en la diligencia requerida".

DECLARACIÓN AMBIENTAL NEGATIVA

El polémico proyecto de minería de tierras raras de Quantum, que afectaba a las localidades de Torrenueva y Torre de Juan Abad, fue rechazado de forma definitiva por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en octubre de 2017.

El Gobierno regional emitió una declaración ambiental negativa, basándose principalmente en los efectos negativos que podía producir en la biodiversidad. El proyecto podía haber afectado a especies amenazas en la región, como el lince ibérico o el águila imperial.

Entre los motivos fundamentados del rechazo se encontraba también la inviabilidad técnica, al no aportar la empresa ninguna solución para las necesidades de abastecimiento de agua del proyecto, siendo este un elemento imprescindible para el tratamiento del material.

Previamente, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente había emitido un informe contra el proyecto en el que también destacaba su inviabilidad y el impacto potencial que tendría sobre la biodiversidad.

Finalmente, en enero de 2021, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha dio el carpetazo definitivo a Quantum, al determinar que la Administración autonómica "actuó con criterio y a favor de interés general", dado que, de haber salido adelante "el proyecto hubiera tenido consecuencias claramente perjudiciales para el entorno del Campo de Montiel".