El alcalde de Villamayor de Calatrava, Juan Antonio Callejas Cano, en el Congreso. Al lado una imagen de vecinos colgando banderas LGTBI tras la negativa. PeriódicoCLM

CIUDAD REAL.- El Partido Popular pone vetos al colectivo LGTBI en la provincia de Ciudad Real. Concretamente ha sido su diputado nacional y alcalde de Villamayor de Calatrava, Juan Antonio Callejas Cano, quien ha mostrado su negativa a colocar el símbolo del Orgullo en el balcón del Ayuntamiento, tal y como pedía una asociación de la localidad.

Se trata del grupo 'Villamayor de Calatrava LGBTI', cuyos activistas registraron el pasado viernes una solicitud donde pedían al primer edil la autorización para instalar una bandera arcoíris en la fachada del edificio consistorial.

Publicidad

Lejos de aceptar la petición o de ofrecer alguna alternativa, el alcalde se ha negado a colocar cualquier tipo de reconocimiento a la comunidad LGTBI, escudándose en una sentencia del Tribunal Supremo que prohíbe colocar banderas que no sean oficiales en el exterior de edificios públicos. Algo similar a lo que ha hecho su compañero José Luis Martínez-Almeida en el Ayuntamiento de Madrid.

Como respuesta ante los intentos del alcalde por "invisibilizar" a las personas LGTB en el mundo rural, el movimiento ha engalanado balcones y calles de la localidad con banderas arcoíris.

Además, han convocado junto a varias asociaciones de la provincia una concentración para conmemorar el Orgullo en la localidad, que tendrá lugar el próximo domingo 4 de julio a las 11.00 de la mañana para conmemorar el Orgullo en la localidad.

El acto de protesta se realizará en la Plaza de la Constitución, frente a las puertas del Ayuntamiento, donde se colocarán expositores de las asociaciones convocantes y se hará lectura de un manifiesto a favor del "Orgullo Rural".

Los organizadores de la concentración cuentan con el apoyo de la Plataforma Provincial de Asociaciones LGTBI+ de Ciudad Real, compuesta por Amparo LGTBI+, Espacio Diverso y Plural LGTBI+, que "condenan y lamentan" que todavía existan administraciones que quieran negar o invisibilizar a vecinos y "tratarnos como ciudadanos de segunda".

Desde el colectivo han reivindicado que "las personas LGTBI+ existimos, amamos nuestros pueblos y nos quedaremos en ellos", y han animado a los vecinos de Villamayor de Calatrava a participar en los actos organizados y a condenar la LGTBIfobia aún presente en los pequeños municipios.

ENVUELTO EN POLÉMICAS

La del Orgullo no ha sido no mucho menos la primera controversia en la que se ha visto implicado Juan Antonio Callejas. El año pasado protagonizó una sonada discusión en el Congreso con el entonces ministro de Sanidad, Salvador Illa, a propósito de la gestión realizada por el Gobierno central en los primeros meses de la pandemia.

El alcalde y diputado del PP atacó al ministro socialista utilizando a Margarita Coronel, una vecina de su localidad que había perdido a su padre tras contagiarse de covid-19, de la que aseguró que no pudo acompañar a su progenitor en las horas previas a su muerte.

"Le conmino para que haga uso de su turno de palabra para poderse dirigir a Margarita, una persona que ha perdido a su padre y ha estado sola en casa, y poder decirle lo que usted siente", declaró entonces el regidor del Partido Popular.

La familia respondió a los pocos días aclarando en un comunicado que no habían solicitado "en ningún momento" al alcalde que hablase en nombre de su familia. "Este señor ha utilizado con propósito ventajista y oportunista el nombre de nuestra familia para hacerse publicidad ante el ministro Illa", comentó Lety Hervás Coronel, pariente de la víctima.

Según ella, la declaración de Callejas no solo era "oportunista de la más remota vileza de una mente retorcida y sin escrúpulos", sino que sus palabras estaban "llenas de falsedad", recordando que la hija del fallecido sí pudo estar con él. Igualmente, dijo que el alcalde "no hizo nada positivo a favor de la familia cuando esta necesitaba ayuda".