Imagen del Ayuntamiento de Mota del Cuervo (Cuenca). ARCHIVO

CUENCA.- El Servicio de Salud de Castilla-Mancha ha hecho un llamamiento a quienes los días 2, 3 y 4 de julio acudieran a la discoteca 'Noviembre' de Mota del Cuervo (Cuenca) para que acudan a realizarse una PCR ante un posible caso de brote de covid.

Un cribado masivo que se realizará el próximo11 de julio, en el pabellón 'Santa Rita' de la localidad conquense y al que se insta a participar a todas aquellas personas que visitaran ese local de ocio en las fechas indicadas.

Publicidad

Quienes se encuentren en ese caso, deberán comunicarlo hasta mañana viernes, 9 de julio, a las 12 de la mañana en el número 600 417 033 del Ayuntamiento de Mota del Cuervo, para que puedan asignarle una cita.

Un llamamiento que ha difundido el Consistorio a través de sus redes sociales, en las que pide a toda la ciudadanía "prudencia", puesto que según las informaciones que les habrían trasladado desde Sanidad "podríamos estar ante el inicio de un brote de la variante Delta" -lo cual no está aún confirmado, precisan-, la cual "es altamente contagiosa".

Es por ello que piden a todos los vecinos de Mota del Cuervo que sean "cuidadosos con las normas y prudentes en su cumplimiento".

"Las actividades permitidas por los distintos gobiernos pueden realizarse pero, por favor, hagámoslo ciñéndonos a las normas para evitar que se extienda más este brote", señala el Consistorio.

Asimismo recuerdan la importancia de la responsabilidad individual y que los contagios se producen en muchos ámbitos y circunstancias. "No debemos estigmatizar ninguna actividad ni rangos de edad", subrayan, "sino ser prudentes todos tanto en el ámbito privado como en el público".

Recuerdan que gracias a todos y todas, como en otras ocasiones se ha hecho, se va a "parar en seco" el avance del virus por el bien de la salud de todos los vecinos y "por tantos y tantos negocios que no pueden permitirse parar".

Terminan su comunicado pidiendo colaboración a los vecinos para que asistan al cribado masivo organizado por Sanidad.

Precisamente ha sido este jueves cuando el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha señalado que en Castilla-La Mancha en estos momentos la incidencia de la variante Delta "es muy baja", y que apenas representa el 5-10 por ciento en las PCR que se están realizando, "tanto a contagiados como a vacunados que pueden ser positivos".

Así lo ha señalado durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Toledo al ser preguntado sobre cuál es la incidencia de la variante Delta en la región, al ser ya esta mayoritaria en otros puntos del país. Fernández Sanz ha explicado que se está haciendo "un barrido aleatorio", para que la muestra sea correcta, y por el momento la variante Delta se encuentra "por debajo del 10 por ciento".

Frente a ello, ha reconocido, en estos momentos la variante británica es la que presenta un porcentaje más alto.

"Esperemos mantenernos así", ha deseado el consejero, quien sin embargo ha reconocido que "es fácil" que con la movilidad que se está produciendo en estas semanas, esto vaya creciendo y pueda cambiar incluso "en horas".

"NO ES RESPONSABILIDAD NUESTRA"

Y mientras tanto en Mota del Cuervo desde la discoteca a la que se señala como origen del brote se ha emitido un comunicado en el que califican de "desafortunados" los comentarios que se vienen realizando en las últimas horas.

Así, desmienten que algún miembro del equipo de 'Noviembre' del pasado fin de semana esté con síntomas o haya dado positivo en covid-19, y señalan que "ni hay ninguna prueba ni certeza de que si hay algún rebrote haya salido en nuestra terraza".

Aseguran poner todo de su parte por cumplir todas las medidas de seguridad, "incluso normas que no están impuestas por el gobierno y que nosotros sí llevamos a cabo". No obstante, "si al salir por la puerta todos los asistentes se quedan fuera sin mascarillas y se van todos juntos de botellones y eventos privados donde no se guarda ninguna de las medidas de seguridad, no es responsabilidad nuestra".

Recuerdan que su prioridad es la seguridad del equipo y de sus clientes, de modo que si se pusiera a alguien en peligro serían los primeros en tomar medidas, "pero por el momento seguimos con nuestra actividad habitual".