Los trece concejales que componen la Corporación de Corral de Almaguer, entre ellos la alcaldesa Dolores González con el bastón de mando. ARCHIVO

TOLEDO.- El Gobierno municipal de Corral de Almaguer, que preside la socialista Dolores González Arévalo, se queda bajo mínimos, después de que cinco de los siete concejales que lo componían hayan renunciado a puestos en el Ejecutivo local. Los dos últimos en hacerlo han sido los dos ediles de Ciudadanos, María Ángeles Duro y Víctor Manuel Paniego, que hasta la fecha habían gobernado en coalición con el PSOE.

Dos renuncias a formar parte del equipo de Gobierno municipal que se producen tras la marcha de tres concejales socialistas - Manuel Miján, María Jesús Real y María Esther Zarco- que decidieron renunciar a su puesto en la Junta de Gobierno y pasar a la oposición debido a diferencias con la alcaldesa, sumándose así a los seis ediles del Partido Popular.

Publicidad

Una situación que ha llevado a los dos concejales de la formación naranja a tomar esta decisión, renunciando a sus carteras y a los sueldos correspondientes, al considerar que se han agotado todas las vías para que existan unas condiciones mínimas de gobernabilidad en el Consistorio.

Para Duro y Paniego, que han hecho pública su decisión a través de un comunicado, la situación en el Gobierno municipal es "insostenible". Recuerdan cómo tras la renuncia de los tres ediles socialistas, el Ejecutivo local había quedado compuesto por cuatro concejales, dos del PSOE -la alcaldesa Dolores González Arévalo y José Luis Mendoza-, y los dos de Cs, frente a los nueve de la oposición.

Los ediles de la formación naranja subrayan que la inestabilidad en el Ayuntamiento de Corral de Almaguer tiene su origen en las propias filas socialistas, tras un decreto de Alcaldía que ha llevado al enfrentamiento entre la regidora y un concejal con los otros tres ediles del PSOE.

Para Duro y Paniego esta forma de gobernar en la que se toman decisiones de manera unilateral y sin consenso, "rompe con el acuerdo de gobierno firmado al inicio de la legislatura".

Una práctica que venía siendo "habitual" desde el inicio de la legislatura, lo que ha ocasionado en estos dos años diversas discrepancias. Sin embargo, a pesar de que han sido muchos los intentos de "reconducir la situación por el bien del municipio", estos "no han dado los frutos deseados".

Por ello ambos ediles consideran que si el PSOE no es capaz de resolver sus propios problemas internos, desde Cs no pueden seguir mirando para otro lado, debido al compromiso que tienen con los corrañelos.

Creen que en un contexto tan complejo como el actual, la localidad necesita "un gobierno sólido y estable", por lo que exigen a los socialistas que "busquen soluciones".

Tanto Duro como Paniego no dejan sus actas de concejal, sino que apuestan por seguir trabajando desde la oposición.

Confían en que con este movimiento el PSOE "reaccione" y ponga de su parte para encontrar una solución a la gobernabilidad en Corral de Almaguer "lo antes posible".