La nueva directora adjunta al Gabinete de Sánchez, en una tribuna de la Universidad Complutense de Madrid. ARCHIVO

ALBACETE.- Continúan los cambios en el seno del Gobierno de España. Pedro Sánchez ha nombrado a la albaceteña Llanos Castellanos como directora adjunta del Gabinete de la Presidencia, cuyo director es Óscar López, pasando a ocupar un puesto de mayor relevancia en el organigrama del Ejecutivo.

Castellanos ha sido propuesta por el presidente durante la reunión del Consejo de Ministros celebrada el martes, y sustituye a una de las piezas claves del 'sanchismo' en los últimos años, el socialista andaluz Francisco Salazar.

Publicidad

"Hoy comienza una nueva etapa en mi vida", ha declarado la política albaceteña en un mensaje a través de las redes sociales, asegurando que para ella es un "honor" incorporarse al gabinete del presidente y que "solo puede corresponder con entrega  trabajo por el bien de España".

Hasta ahora, Castellanos se había desempañado como presidenta de Patrimonio Nacional, siendo la primera mujer que ha dirigido la institución, encargada del cuidado de los bienes de titularidad del Estado y la Corona, como el Palacio Real o el polémico Valle de los Caídos. Ha sido sustituida en el organismo por Ana de la Cueva.

Licenciada en derecho por la Universidad de Castilla-La Mancha, la socialista fue previamente consejera de Administraciones Públicas de la Junta de Comunidades entre 2003 y 2007, durante la etapa de José María Barreda.

También ha sido delegada instructora del Tribunal de Cuentas de 2013 a 2018, donde redactó el acta de liquidación que declaró la responsabilidad contable de Artur Mas y otros dirigentes catalanes en la consulta ilegal del 9 de noviembre de 2014.

Además ha sido directora general de Cooperación Local en el Ministerio de Política Territorial entre junio de 2018 y junio de 2019, así como diputada en la Asamblea de la Comunidad de Madrid hasta febrero de 2020.