Manifestaciones en Talavera (arriba), Toledo (izquierda) y Guadalajara (derecha) por la situación en el país asiático. PERIÓDICOCLM

TOLEDO.- Las feministas de Castilla-La Mancha claman por la defensa de los derechos humanos en Afganistán. A la concentración celebrada el miércoles en Guadalajara, se le han sumado este jueves dos convocatorias en Talavera de la Reina y la capital de la región, Toledo.

En la ciudad de las tres culturas, cerca de doscientas convocadas por el colectivo 'Mujeres de negro' han condenado la llegada al poder por las armas del régimen talibán, que califican de "fanático", y han denunciado la crueldad intolerable que sufren todos los afganos, en especial las mujeres y los niñas.

En ese sentido, una portavoz del colectivo ha denunciado que el extremismo de los fundametalistas islámicos pone el foco en las libertades de las mujeres "con prohibiciones como no poder trabajar fuera del hogar ni estudiar, llevar burka obligatorio o no poder reír en voz alta ni llevar zapatos de tacón".

En la concentración, realizada en la céntrica plaza de Zocodover, las convocantes también han realizado un llamamiento a la comunidad internacional con varias demandas. En primer lugar, han exigido que presiones a los talibanes para que mantengan las fronteras abiertas, con el fin de que todas las personas que deseen huir de Afganistán puedan hacerlo en unas condiciones mínimas de seguridad.

Publicidad

Las participantes en la concentración han pedido además a los países occidentes que "respeten los deberes elementales de solidaridad y compasión humana", admitiendo en los vuelos y convoyes de repatriación al mayor número posible de afganos, hayan estado o no al servicio de instituciones que los talibanes consideran enemigos.

También han solicitado que se preste una atención preferente a las niñas y las mujeres en especial situación de riesgo, bien sea por haber desempeñado tareas profesionales prohibidas por los talibanes, asistido a escuelas y universidad o por haber conducido su vida al margen de una moral fanática.

A esas exigencias se suma el pedido a las distintas administraciones de acoger a los refugiados afganos, colaborando para aliviar la presión que podría suponer un éxodo masivo en los países limítrofes. Desde la Junta de Castilla-La Mancha ya contemplan esa posibilidad.

A la concentración asistieron varios cargos institucionales, como la alcaldesa Milagros Tolón, que quedaron en un segundo plano ante la presencia de una mujer afgana que rompió a llorar ante la dramática situación que atraviesan sus compatriotas. En su intervención, acompañada en todo momento de los llantos, la mujer ha pedido que todas las personas que salgan del país sean bien acogidas por la comunidad internacional.

"NO PODEMOS MIRAR A OTRO LADO"

En cuanto a la concentración de Talavera de la Reina, organizada por la Plataforma Feminista de la ciudad bajo el lema "ninguna mujer será libre si no lo somos todas", un centenar de personas se reunió en torno a la calle San Francisco para defender los derechos de las mujeres y la infancia en la nación de Oriente Medio.

La mayoría de los asistentes han acudido vestidos de negro y, al igual que en la capital, han ido enumerando uno a uno las restricciones que los talibanes han impuesto a los ciudadanos y ciudadanas de Afganistán.

Al acto asistieron varias concejalas del equipo de Gobierno, entre ellas la portavoz Flora Bellón, quien ha adelantado que promoverá una declaración institucional en apoyo a los derechos fundamentales de las mujeres y niñas de Afganistán en el Pleno municipal del próximo dos de septiembre.

Según la portavoz del Gobierno local, "no podemos mirar a otro lado por muy lejos que esté Afganistán" y ha añadido que "los derechos de las mujeres tienen que ser defendidos en cualquier lugar y en cualquier momento".

POEMA EN GUADALAJARA

Las muestras de solidaridad con las mujeres afganas no se han reducido a la provincia de Toledo. El pasado miércoles tuvo lugar una concentración en Guadalajara a la que acudieron cerca de un centenar de personas, donde se pidió el fin de la violencia en el país de Oriente Medio y se pidió nuevamente a la comunidad internacional que acojan a los refugiados que han huido del país.

Durante la manifestación, impulsada por la Plataforma Feminista de la ciudad alcarreña, la asociación Abriendo Fronteras y el sindicato anarquista Solidaridad Obrera, se hizo lectura de un emotivo poema de Nadia Anjuman, una periodista afgana que fue asesinada a golpes por su marido.

La concejala de Igualdad de Guadalajara, Sara Simón, anunció que el Ayuntamiento se ha puesto a disposición de la Junta de Castilla-La Mancha para proporcionar "todos los recursos que estén en su mano" para acoger a refugiados del pueblo afganos, especialmente a mujeres, dada su alta vulnerabilidad.

Simón ha explicado que "ante el terror talibán no podemos ser indiferentes", y ha defendido que el Ayuntamiento "siempre va a priorizar la defensa de los derechos humanos y la ayuda humanitaria como bandera".

Se espera que las concentraciones en solidaridad con el pueblo afgano continúen en el resto de ciudades de la comunidad autónoma. Este viernes están programadas dos en Albacete y Ciudad Real.