Manifestantes portando sus pancartas reivindicativas en la concentración de Velada contra la agresión homófoba a Miguel Ángel. Foto: LGTBora

TOLEDO.- "En Velada siempre triunfará el amor". Este era el mensaje que llevaban impreso los cientos de personas que asistieron el miércoles a la concentración convocada por el Ayuntamiento en apoyo a Miguel Ángel Berraco, el joven que fue agredido por su orientación sexual.

Un trágico suceso que se desarrolló el pasado fin de semana en un botellón, durante la celebración de las fiestas patronales de la localidad -de menos de 3.000 habitantes-, y por el que se han identificado a dos posibles sospechosos. Aunque no han sido detenidos, la Guardia Civil mantiene abierta la investigación para esclarecer los hechos.

Sobre el ataque homófobo, Miguel Ángel ha asegurado que fue "un momento de incredulidad", al no concebir que, en un pueblo donde siempre se le ha respetado, "alguien se metiera conmigo por nada".

"Fueron dos minutos que se me hicieron eternos, pero conseguí escapar y hoy estoy aquí para contarlo", ha relatado durante la concentración el joven velaíno, quien también reconoce que "al principio sentía vergüenza" y no se veía capaz de contar lo sucedido. "Es mejor que se sepa", ha comentado al tiempo que ha subrayado la importancia de que "la gente tome conciencia de no hacer daño y respeta".

Publicidad

Asimismo, el agredido ha reconocido que "en estos momentos me encuentro bien, ya puedo abrir el ojo y estoy bastante animado, no he tenido tiempo de pensar cosas negativas durante el día".

Miguel Ángel ha querido dejar claro que no está vinculado a ningún partido político, después de que se difundiera una foto suya en la sede de Vox en Talavera de la Reina junto al diputado Manuel Mariscal, que ha sido aprovechada por la extrema derecha para blanquear su discurso de odio contra los inmigrantes.

"No he tenido ningún carné de afiliación de ningún partido político" ha afirmado de forma contundente, además de recordar que ha hablado "con representantes de todas las formaciones". Igualmente, ha explicado que fueron los dirigentes de Vox los que le pusieron una pulsera suya estando allí. "Como si me ponen un pin de otra cosa", ha declarado tratando de restar importancia a la reunión.

La concentración se ha desarrollado en un ambiente cálido y acogedor, donde no solo han asistido los vecinos de Velada, desplazándose hasta el lugar asociaciones del colectivo como LGTBora. En declaraciones a los medios, su presidente Carlos Costa ha dicho que "en el mundo rural queda mucho por hacer, aunque la reacción de los vecinos de los pueblos suele ser más cariñosa".

Vista aérea de la concentración en apoyo a Miguel Ángel, el joven agredido en Velada. Foto: EFE

También se ha sumado la delegada provincial de Igualdad, Nuria Cogolludo, que ha lamentado el incremento de las agresiones LGTBfóbicas en los últimos años, lo que considera "un problema que hay que erradicar de nuestra sociedad".

La delegada de Igualdad ha manifestado que "la homofobia existe y hay que denunciarla", aunque ha indicado que la mayoría de la gente es tolerante, "como demuestran los numerosos vecinos que están mostrando aquí su solidaridad con Miguel".

"SUPERAMOS LA GENTE BUENA A LA MALA"

Durante la concentración, el Ayuntamiento ha hecho lectura de un manifiesto en que han condenado estos hechos violentos, asegurando que "atacan profundamente el espíritu de concordia, respeto y libertad que inspira la redacción de nuestra carta magna"

"Velada quiere dejar claro que es un pueblo tolerante y respetuoso que aboga por la convivencia pacífica entre quienes nos expresamos o amamos de forma diferente", reza el texto, donde se señala que "no caben actitudes violentas que menoscaben las libertades de las personas, que tanto nos ha costado conquistar".

Desde el Consistorio se han dirigido a Miguel Ángel, diciéndole que en su pueblo "se te quiere por ser la persona que eres, y no por a quien quieres". En la misma línea se ha pronunciando el propio agredido, que ha agradecido a sus vecinos por asistir al acto.

"La violencia es lo último que necesitamos, necesitamos el amor", ha declarado el joven, quien ha rechazado las agresiones y ha deseado que "nadie viva con miedo de ser quien es", se respeten entre todos e intenten conseguir un mundo mejor.

"A mí me agredieron tres, pero aquí ya superamos la gente buena a la gente mala", ha concluido entre los aplausos de los asistentes.

Miguel Ángel, junto al alcalde de Velada, José Luis Cebadera, y varios representantes institucionales. Foto: Ayto. Talavera