La dosis de refuerzo ya se estaba inoculando a los usuarios de las residencias y a pacientes inmunodeprimidos. Foto: SESCAM

CUENCA.- La tercera dosis se ampliará al conjunto de las personas mayores de Castilla-La Mancha. El Gobierno autonómico planteará en el próximo Consejo Interterritorial de Salud la posibilidad de aplicar una "dosis de seguridad" de la solución contra la covid-19 a "toda la tercera edad".

Una propuesta que ha avanzado este viernes el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y que espera efectuar "dentro de muy pocas semanas". El anuncio lo ha realizado en la localidad conquense de Campillo de Altobuey, donde ha colocado la primera piedra del nuevo centro de salud del municipio, que prestará servicio a más de 2.000 personas.

Publicidad

"Vamos a insistir en la inoculación de la tercera dosis a todas las personas mayores de la comunidad autónoma", ha subrayado el dirigente regional, quien ha insistido en que se realizará la propuesta "en consenso con los demás, sin hacer política barata con la vacuna".

En ese sentido, el presidente ha asegurado que la administración de la dosis de refuerzo, recibida ya por los usuarios de residencias y paciente inmunodeprimidos, no se está haciendo "a costa de que falten vacunas en el tercer mundo", recordando que España está donando mucho dinero y vacunas a los países que lo necesitan.

"Tenemos que cumplir con nuestra responsabilidad", ha insistido García-Page, quien ha añadido que "tampoco ayuda nada que se nos muera un vecino al lado en compensación de conciencia por algo que esté pasando a miles de kilómetros".

Mientras se resuelve la ampliación de la dosis de refuerzo, el Gobierno regional ha adelantado una semana su administración a los usuarios de los centros sociosanitarios y también ha desplegado unidades móviles en los campus universitarios para llegar a los más rezagados.

CONSULTAS PRESENCIALES

En el acto ha participado también el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, que ha aprovechado su intervención para anunciar la vuelta a la "normalidad presencial" en las consultas de Atención Primaria del Sescam.

Hasta el momento, la mayor parte de las consultas médicas se realizaban por vía telefónica, para evitar el riesgo de los sanitarios a exponerse al virus. Pero, una vez vacunada la totalidad del personal sanitario y sin la necesidad de restricciones en otros ámbitos, el consejero ve necesario "volver a la presencialidad absoluta".