Un mensaje de cambio para el socialismo toledano

Carta abierta de Diego Ruiz Ruiz, militante del PSOE en Polán, ante las primarias provinciales de su partido del próximo 2 de octubre.

Si nos atenemos a la etimología de la palabra 'ángel', esta significa en latín "mensajero", aunque sienta sus bases en el griego. Buen nombre pues para el protagonista de este artículo, el compañero Ángel Antonio Luengo Raboso, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Noblejas, localidad de nuestra provincia de algo más de tres mil seiscientos habitantes.

Actualmente, los socialistas de la provincia de Toledo nos encontramos inmersos en proceso de elecciones primarias, pues pasado el momento de la recogida de avales se han proclamado dos candidatos: Álvaro Gutiérrez Prieto, actual líder provincial socialista, alcalde de Escalona y presidente de la Diputación de Toledo, y el propio Ángel Luengo, y esto lo percibo como algo muy positivo para quienes militamos en la provincia, ya que el sábado 2 de octubre nos encontraremos con un hecho histórico al ser la primera vez que la militancia socialista de la provincia pueda ejercer libremente su derecho al voto.

Publicidad

Quien os escribe lleva años defendiendo y luchando por un modelo de partido que sobre todo sea abierto, participativo y profundamente democrático.

Y quiero subrayar dos conceptos que considero claves para dejar claro el modelo de partido que defiendo, que son los de libertad y democracia. Libertad porque no hay nada mejor que vivir en una sociedad donde cada persona pueda vivir y manifestarse de forma libre y democracia, puesto que estoy profundamente convencido que no hay mejor poder que el que emana del pueblo, de la gente. Y es que, en mi opinión, no hay partido que represente mejor estos ideales que el Partido Socialista Obrero Español.

Por eso, considero muy saludable que a la militancia se nos pida expresar en libertad qué modelo de partido queremos. Y quiero dejar claro que ante unas primarias hay que expresar sobre todo alegría, porque es el sentimiento que mejor puede definir este proceso de elección interna, una contienda en la que vamos a poder ver cómo nuestro voto cuenta y, por tanto, decide.

En mis líneas nadie va a leer ningún comentario fuera de lugar, pues estamos ante dos modelos de partido y dos candidatos que, ante todo, son compañeros y lo seguirán siendo una vez acabadas estas primarias. Mis rivales han estado y siempre estarán fuera, y nunca jamás lo estarán en el seno del PSOE. Por eso, quiero lanzar un mensaje de respeto a todos mis compañeros de partido, voten lo que voten el próximo dos de octubre.

Mi opción es la de Ángel Luengo. Creo en su modelo abierto, participativo, de escucha activa, de cercanía, que busca unir a todo el partido y ofrecer a todos los ciudadanos de la provincia, sin distinción, que el PSOE pueda ser su casa. Nuestras puertas siempre estarán abiertas a cualquier persona que quiera aportar, sumar y trasladar ideas en pos del progreso del conjunto de la sociedad toledana. Porque eso es el PSOE: un partido abierto a todos, plural, igualitario, defensor de los derechos sociales, de los servicios públicos y que es capaz de garantizar estabilidad al conjunto del país, de Europa y del mundo, pues no olvidemos que, ante todo, el proyecto socialista es internacionalista y, por tanto, inclusivo.

Por estos motivos, quiero trasladar un mensaje de unidad, de participación, que es el que trae consigo este proyecto donde la voz de todos los socialistas va a contar sin lugar a dudas. Si de algo estoy seguro es que en el PSOE nadie sobra.

Este es el compromiso de Ángel Luengo: ilusión, frescura, ganas, empuje, renovación y cambio donde desde el más joven de nuestra provincia hasta el más mayor pueda sentirse representado.

También tengo claro que es un proyecto donde las mujeres contarán cada día. Los socialistas sabemos que hablar de socialismo es también hacerlo de feminismo y, por tanto, de igualdad de oportunidades para mujeres y hombres. Lo será porque lo ha sido desde siempre, y lo digo no sólo desde mi más profunda convicción ,sino además, lo hago con total entusiasmo. A cada avance que logra dar una mujer sabemos que está detrás el sello de los socialistas. Y lo seguirá estando, a eso se compromete Ángel Luengo.

Tampoco he de olvidarme de nuestros jóvenes pues son el motor de cambio que nos hace seguir relanzando nuestro proyecto en todos los rincones del mundo y es por eso que también nos comprometemos con los chicos y chicas de nuestra provincia y les invitamos a que se unan a nosotros y participen en el PSOE y en las Juventudes Socialistas, pues necesitamos siempre de gente nueva, fresca y con ganas de aprender pero, a su vez, con ganas de enseñarnos a los demás a través de sus vivencias, cómo es el pulso de la calle que sin duda está en continuo cambio y evolución.

Cambio al que debemos adaptarnos en cada instante de nuestra vida los socialistas, sin olvidar nunca las huellas de nuestro pasado, agradeciendo a nuestros compañeros más mayores el legado que nos dejaron. Un legado de lucha que desgraciadamente se llevó por delante vidas humanas que sólo ansiaban paz, libertad, democracia y sana convivencia.

Estoy muy ilusionado con este proyecto. Ilusionado y convencido de él porque no excluye a nadie, porque me hace ver que un socialista jamás debe ver al diferente como alguien inferior a nosotros, ni tampoco superior, pues los seres humanos debemos luchar por sentirnos radicalmente iguales.

Por eso, sigamos sembrando socialismo en cada rincón de España y, por supuesto, en la provincia de Toledo. De forma pacífica pero, sobre todo, mandando un mensaje de ilusión, esperanza y unidad y, por eso, mi voto el próximo dos de octubre será para el compañero Ángel Luengo.