Canal del trasvase Tajo-Segura.— ARCHIVO

TOLEDO.- Se aceleran las obras de mantenimiento del trasvase para bombear agua al Levante cuanto antes. La Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura ha comunicado este miércoles la previsión de reanudar las derivaciones hídricas a mediados de diciembre, un mes antes de lo previsto.

En la anterior reunión, celebrada a mediados de octubre, la Confederación Hidrológica del Tajo informó al órgano dependiente del Ministerio de Transición Ecológica (Miteco) de que necesitaba realizar labores de mantenimiento y reparación de averías durante los siguientes tres meses.

Circunstancia que se sumaba al hecho de que Naturgy iba a emprender nuevos trabajos de mantenimiento en el embalse de La Bujeda -que se sumaban a las obras finalizadas en marzo de este año para eliminar las filtraciones-, anunciando la paralización de la central de bombeo durante un periodo aproximado de tres semanas.

Sin embargo, la Confederación del Tajo ha avanzado que los trabajos de mantenimiento finalizarán a mediados del mes de diciembre, lo que permitirá reanudar el trasvase antes de que finalice el año.

Por otro lado, la Comisión de explotación del trasvase ha constatado que la cabecera del río se encuentra a 1 de noviembre en el nivel 3, situándose de nuevo en situación hidrológica excepcional. Situación que se mantendrá al menos durante todo el trimestre en Entrepeñas y Buendía.

Asimismo, existe un volumen de agua trasvasada sin usar en la cuenca del Segura de unos 64,85 hectómetros cúbicos, tanto para labores de regadío como para abastecimientos urbanos.

Por ello, pese a que no se podrá trasvasar hasta diciembre, han aprobado un nuevo trasvase para este mes de unos 18 hectómetros cúbicos, dos por debajo del tope permitido en el nivel 3. Del total, se destinarán 7,5 hectómetros cúbicos para abastecimientos urbanos y otros 10,5 para regadío.