Cuenca Ahora reclamaba una provincia sin ganadería industrial en la manifestación del pasado 14 de noviembre.

CUENCA.- Coherencia y seriedad es lo que pide la asociación ciudadana Cuenca Ahora a los partidos políticos en plena polémica sobre las macrogranjas, y confía en que junto a la moratoria anunciada por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page -para instalaciones de porcino y con plazo hasta finales de 2024- se decidan reforzar las inspecciones y sanciones para las infracciones que se cometen, como el vertido de purines, las deficiencias en el trato animal o los aumentos de la capacidad de las explotaciones por encima de lo acordado.

Desde el colectivo reivindican el papel de la ganadería extensiva frente al modelo de ganadería industrial, subrayando los daños medioambientales que pueden llegar a provocar las conocidas popularmente como macrogranjas.

En este sentido apuntan cómo la propia Comisión Europea denunció recientemente a España por los altos niveles de nitratos en las aguas subterráneas debidos, entre otros motivos, a la proliferación y gestión descontrolada de dichas instalaciones.

La asociación conquense recuerda que la ganadería extensiva ha estado "olvidada" por los responsables políticos, mientras que el modelo de ganadería industrial ha sido promocionado y ha contado con el beneplácito de diversas administraciones, "siendo esta actividad dañina para el medio rural y nuestros pueblos".

Señalan así cómo según los datos del propio Gobierno de Castilla-La Mancha, en la actualidad se siguen tramitando más de 30 nuevos proyectos de granjas porcinas en la provincia de Cuenca, a los cuales no afecta el anuncio de moratoria de García-Page, y que sumarían 195.000 cerdos más a los casi 600.000 ya existentes.

Con estos datos, desde la asociación reclaman esa "coherencia" a los políticos y el refuerzo de las labores de inspección, control y sanción respecto a las instalaciones ya existentes.

Por último Cuenca Ahora manifiesta su apoyo a cualquier actividad económica que sea "sostenible, respetuosa con el medio ambiente, que atraiga población y ofrezcan productos de calidad para los conquenses y el resto de españoles".

Reivindican así el papel de la ganadería extensiva en algunas zonas de España, particularmente en la denominada 'España vaciada', pese al "olvido" que han sufrido.

Una reivindicación que desde esta asociación ciudadana también se llevaba a la manifestación en la que el pasado 14 de noviembre sacó miles de personas alzaron la voz contra la 'venta' de sus municipios a promotores de granjas industriales de porcino.