Desde finales de diciembre las residencias de mayores han mantenido diversas restricciones. - JCCM

TOLEDO.- La 'normalidad' volverá a las residencias de mayores de Castilla-La Mancha a partir de este jueves, fecha en la que está previsto suprimir las medidas especiales que se habían decretado para frenar el avance de la sexta ola de la pandemia de coronavirus en estos centros.

Una nueva relajación de las restricciones que ha confirmado este lunes el jefe del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, quien ha asegurado que a partir del jueves "será ya normal la convivencia en las residencias".

El presidente regional ha defendido que desde su Gobierno se haya querido ser "especialmente protectores" con este colectivo, al ser "el más vulnerable, a todas luces".

Por ello, aunque ha reconocido el "rigor" de las medidas que se han venido aplicando en las últimas semanas, considera que estas han dado "buenos resultados", y es lo que ahora permite esta semana "eliminar las últimas trabas que habíamos aprobado para las residencias de mayores".

Medidas que se han venido sucediendo desde finales del pasado mes de diciembre, cuando el Gobierno de Castilla-La Mancha volvía a limitar las visitas a las residencias a una por semana y establecía la obligatoriedad de realizar pruebas de antígenos con carácter semanal a los trabajadores.

Restricciones con las que se pretendía salvaguardar el derecho a la salud y a la vida de las personas especialmente vulnerables, tal y como reconocía un par de días después el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, que ratificaba la resolución de la Consejería de Sanidad para estos centros sociosanitarios.

Unas medidas que se han ido modificando a lo largo de estas semanas, en un primer momento haciéndolas aún más restrictivas, como por ejemplo al prohibir las salidas de una duración menor a los siete días, aunque después poco a poco, con la mejor evolución de la pandemia se han ido levantando. Así, primero se suprimió la obligación de guardar cuarentena al reingreso en el centro, y el pasado 2 de febrero se ampliaban las visitas permitidas a dos por semana, con una duración máxima de dos horas cada una.

Una última resolución que fijaba ya la vigencia de las medidas hasta este próximo jueves, 17 de febrero, fecha en la que finalmente el Gobierno regional parece haber decidido que ya no serán necesarias más.