El tiempo pasa volando, al menos esa es la sensación que tengo. Son fechas de hacer balance y de pedir deseos para el próximo año. Y cuando echo la vista atrás, me doy cuenta de que los días han pasado por mi calendario corriendo, pero dejando huella. ¿Cómo valoraría el 2023? Pues sinceramente, ha habido de todo.

Comenzamos el año con la muerte de Nicolás Redondo. Un referente de la lucha por los derechos de la clase trabajadora. Sin duda su pérdida ha supuesto una difícil despedida, pero nos ha hecho recordar la importancia de la unión y del esfuerzo.

Y, precisamente, gracias a ese trabajo en equipo hemos conseguido tres importantes avances este año en los que la UGT ha participado activamente. La subida del Salario Mínimo Interprofesional, la firma del V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) y la aprobación de la reforma de las pensiones. Se lee rápido, pero para llegar a acuerdos tan importantes como estos es necesario mucho trabajo, esfuerzo, y algo fundamental que supone nuestra columna vertebral: diálogo social.

Este año ha sido tremendamente complicado para muchos territorios que han visto como la extrema derecha ha pasado a formar parte de sus respectivos gobiernos, aniquilando ese tan preciado diálogo social, y echando por tierra muchos importantes avances por los que tantas personas se han dejado el pellejo. En ese sentido, nosotros en Castilla-La Mancha, nos encontramos en una situación privilegiada. Seguimos llevando el diálogo social por bandera, y así deseamos continuar en este año que estrenamos.

Y en este día a día no hemos estado solos. Tenemos la gran suerte de contar con la fidelidad de miles de hombres y mujeres que han confiado en nuestro sindicato y que se han unido a nuestra lucha.

Hemos ganado un 5 por ciento en representatividad en Castilla-La Mancha. Ya somos primera fuerza sindical en sectores como la construcción, logística, o seguridad. Y esa confianza es el motor que nos mueve.

Encaramos este nuevo año con muchas fuerzas, ilusión y ganas de seguir trabajando por todos vosotros y vosotras. Y también lo hacemos con una lista de propósitos que cumplir. Tenemos que seguir avanzando en la subida del SMI, luchar porque el despido no salga tan barato en nuestro país, y conseguir firmar los convenios colectivos que quedan pendientes en nuestra región.

Y algo fundamental y prioritario para nosotros, terminar con la lacra de la siniestralidad laboral y la violencia machista. La carta de deseos es larga, sin duda. Pero nuestras ganas y entusiasmo por lograrlo hacen que miremos el calendario de este nuevo año que comienza con muchísima esperanza.

Felices fiestas, y próspero año para todos y todas. Que en este 2024 impere la libertad, la igualdad, y la justicia. Desde UGT Castilla-La Mancha seguiremos trabajando para lograrlo.