Sergio Morate, el principal sospechoso de la muerte de Laura del Hoyo y Marina Okarynska, era detenido a las seis y media de la tarde de este jueves en la localidad de Lugoj, en Rumanía. 

En el momento de la detención iba acompañado de otras dos personas que también han sido detenidas. Ya se han activado los mecanismos internacionales para trasladar el detenido a España lo antes posible.

La detención la ha efectuado la policía rumana en colaboración con la policía nacional. Morate ya había sido detectado cuando cruzaba a Francia a través de la frontera de Portbou, en Girona. Desde allí siguió camino hasta Rumania. El seguimiento del fugitivo ha sido posible gracias a la señal del teléfono móvil que llevaba consigo.