Las iniciativas que a lo largo de estos últimos años han surgido al amparo de la Ley 52/ 2007, conocida como Ley de Memoria Histórica, han experimentado un parón en los últimos años, ya bien sea por devenir político o de la crisis económica, en especial mención la ambiciosa plataforma que puso el Ministerio de Cultura a disposición de la ciudadanía, surgido raíz de dicha ley, y con objetivo de ofrecer y recopilar documentación en cuanto a la cuestión se refiere, el Portal de Víctimas de la Guerra Civil y Represaliados del Franquismo, actualmente en estado inactivo. Fuera de esta inoperancia, las iniciativas, colectivos o asociaciones han desarrollado una amplia actividad, a veces con apoyo y financiación de las instituciones, y otros casos independientemente. 

Victimasdeladictadura.es nace al calor de esas iniciativas, de la labor de profesores del ámbito universitario con una dilatada experiencia en la investigación del periodo de la Dictadura franquista, la violencia, la represión y el fenómeno de terror característicos del periodo, y que parte de sendos seminarios que sus promotores, expertos en la materia, llevaron a cabo.

El equipo está formado por profesores del campo de la historia contemporánea como Damián A. González, Ángel Luis López Villaverde, Francisco Alía Miranda, Benito Díaz, José María Ruiz Alonso, Julián López García, Pedro García Ríos, con la dirección de Manuel Ortiz Heras. Se completan también con otros investigadores de este ámbito, asociaciones y entes colaboradores como la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Cuenca (ARMH-CU), el Foro por la Memoria de Guadalajara y la Asociación de Familiares de Ejecutados en el Cementerio de Ocaña (A.F.E.C.O.), entre otros. Financiado por la Junta de Comunidades de Castilla La-Mancha mediante los fondos europeos FEDER.

“Un portal donde familiares, curiosos o investigadores puedan tener la información básica de lo que ocurrió…”

Publicidad

El empeño de la plataforma es archivar, documentar y recopilar información sobre violencia y represión en la Dictadura, con un enfoque analítico y profesional más allá de cifrar o contabilizar.

En palabras de uno de colaboradores y miembros, Damián A. González (profesor y doctor en historia contemporánea de la UCLM): “la idea es tener un portal donde familiares, curiosos, o investigadores puedan tener una información básica de lo que ocurrió, un lugar a disposición de la ciudadanía que contenga al menos los ejecutados en esta primera fase del proyecto. Una información básica, sin duda, pero que nos permitirá en el futuro desarrollar otras líneas de investigación de carácter cualitativo”.

Según nos indica a periodicoclm.publico.es, la web que empezará a funcionar a finales de octubre o mediados de noviembre, tendrá en un principio como objetivo los ejecutados por la Dictadura, por lo que estiman que contarán con un registro de 10.000 personas asesinadas por el franquismo en la región.

Además de los casos de ejecutados, también contará con datos parciales sobre presos que no fueron ejecutados pero que forman parte de la represión franquista, penas de prisión por diferente característica, entre otras.

Según nos explican los promotores, esta fase inicial ha sido posible gracias a la documentación recopilada y casos que han ido sumando colectivos, asociaciones e incluso particulares. En fases posteriores del proyecto la intención es expandirlo a elementos concretos de represión y violencia que caracterizó toda la existencia de la Dictadura, tal caso el de colectivos de maestros republicanos con importante incidencia en represión por parte del franquismo, el Tribunal de Responsabilidades Políticas, Tribunal de Orden Público, depuraciones, exilio, manchegos que sufrieron, murieron y sobrevivieron en campos de concentración y exterminio nazi tras exiliarse, etc. Así como también integrar con el paso del tiempo recopilación sobre la violencia en la Guerra Civil con documentación y hechos de ambos bandos tanto republicano como franquista, con un enfoque profesional, integrador y donde según nos afirma Damián: “quepan todas las memorias, porque no hay una sola memoria, no somos militantes en ese sentido, somos profesionales de la Historia, tratamos de estudiar el pasado, y hacerlo con la mayor rigurosidad y cientificidad posible, pero no nos dedicamos a reivindicar memorias o a enfrentarlas, somos conscientes de que existen varias y nosotros nos movemos en el terreno de la investigación”, palabras que resumen la filosofía de trabajo del equipo y de esta iniciativa.

Castilla La-Mancha carece de una importante recopilación de su historia reciente

En este sentido, los impulsores de este proyecto explicaron a periodicoclm.publico.es que “la historia manchega reciente es compleja, y podría encuadrarse en dos procesos de violencia con claras diferencias por provincias, la violencia republicana que comprendería el inicio de la Guerra Civil y que se extendería al periodo del conflicto, con la mayor parte del territorio manchego en retaguardia republicana a excepción del norte de Toledo y parte de la provincia de Guadalajara, y posteriormente, la violencia franquista desde 1939, abriendo una fase de violencia dictatorial de varias décadas con mucho que estudiar al respecto”.

Por esta razón consideran que la conclusión demuestra que el vacío que existe en la recopilación y estudio de las víctimas de la Dictadura franquista en Castilla La-Mancha es importante, algo que en otras comunidades sí que se ha tratado, y que por ello, victimasdeladictadura.es quiere llevarla a cabo.

Conocer nuestro pasado

El objetivo del proyecto, fundadores y colaboradores, es conocer el pasado reciente de la región y con ello ser mejores ciudadanos, abriendo certezas, desde el análisis científico de la ciencia histórica, pese a la dificultad que los profesionales de la historia se topan a veces para hacer llegar el mensaje al público.

Este proyecto intenta defender que la sociedad debe superar de manera colectiva esos traumas, dejando atrás el tabú politizado que ha caracterizado el estudio de estos periodos recientes en nuestra historia, siempre desde el respeto a todas las víctimas, para crear ciudadanos más plurales, abiertos, y conscientes de aprender del pasado para no repetir sus errores.