Cerca de la mitad de las personas en desempleo en la región no perciben prestaciones ni subsidio. La tasa de cobertura ha bajado en un -21,51% desde agosto de 2010 que es cuando alcanzó su máximo valor en nuestra región. Se ha pasado del 73,46% en agosto de 2010 al 51,95 en agosto de 2015.

Así lo pone de manifiesto el estudio elaborado por CCOO en Castilla-La Mancha y que ha sido presentado por José Luis Gil y Lola Santillana, en un desayuno informativo con la prensa.

“Cae la actividad, cae el empleo y cae la protección social cuando más falta hace. Para algunos gobernantes será un dato más”, afirmó Gil quien recordó al Gobierno de Rajoy que “hoy hay en la región 36.092 personas menos beneficiarias de prestaciones que hace cinco años. Detrás de cada décima hay personas y muchas de ellas carecen de ingresos y tienen dificultades”. En 2010 las personas dentro del sistema de protección por desempleo eran 131.998, ahora sólo 102.984.

Esto supone 51.976 personas desempleadas más sin prestación. Desde agosto de 2010 ha habido un incremento del 84,80% de personas en desempleo sin prestación en Castilla-La Mancha.

Publicidad

Además, el machismo también está presente en este ámbito de la sociedad. Las mujeres castellano-manchegas están soportando una mayor carga que los hombres y a la vez son las que están menos protegidas. Como corroboran los datos del informe, el pasado mes de julio, los varones tenían 60% de cobertura mientras que las mujeres tenían un 45,6%. Una diferencia de casi 15 puntos entre los distintos sexos.

Castilla-La Mancha  con un 51,9% es la tercera comunidad autónoma del país con menor cobertura por desempleo, por detrás de Asturias (51,6%) y el País Vasco (48,9%). Si bien podríamos considerar que es la segunda, ya que Euskal Herria tiene menor protección porque tiene menor tasa de desempleo y tiene un sistema de protección reforzado con una renta mínima garantizada.

Otra de las conclusiones del estudio es que la protección frente al desempleo cada vez es de peor calidad. En el año 2008 había 42.664 personas beneficiarias de prestaciones contributivas y 19.582  de asistenciales. En agosto de 2015 la proporción es a la inversa. 39.904  personas cobran prestaciones contributivas que son superadas en número por las 47.821 que son beneficiarias de subsidios

Desde 2011 la cuantía de las prestaciones contributivas ha bajado un 5%. En 2011 la prestación contributiva tenía un valor medio en nuestra región de 810,5 € en el mes de agosto. En el año 2015 ese número baja a los 771,2 €. Es decir, en los últimos cinco años el importe ha bajado -39,3 € (un -4,85%).

Para terminar, el gasto en prestaciones ha caído más de un 40% desde 2012. La aplicación del RDL 20/2012 de 13 de julio y tiene como consecuencia un menor gasto total en las prestaciones. En agosto de ese año el gasto total fue de 128 millones de euros en Castilla-La Mancha mientras que el último dato conocido es de 76,3 millones.