Izquierda Unida da la sorpresa en un pueblo toledano. La formación, que siempre ha defendido la Ley de Memoria Histórica y ha mostrado su indignación con los crímenes del franquismo, sorprendió a los asistentes del último pleno del Ayuntamiento cuando 3 de sus 5 concejales votaron a favor de mantener el nombre de la Calle General Yagüe, también conocido como “el carnicero de Badajoz”.

Este militar franquista fue responsable directo de la muerte de 4.000, el 10% del censo de la ciudad extremeña en los años treinta. Además de cometer estos crímenes contra la humanidad, también mantuvo estrechas relaciones con los jerarcas nazis Hermann Göring y Heinrich Himmler.

El Grupo Municipal del PSOE propuso en el último pleno sustituir el nombre de la calle General Yagüe por el de calle Leopoldo Cuéllar Carrasco en reconocimiento a este añoverano doctor en Veterinaria, licenciado en Medicina y Cirugía y diplomado en Pedagogía.

Los socialistas de Añover de Tajo mostraron su más rotundo rechazo a la actitud mostrada en el pleno celebrado por tres concejales de Izquierda Unida (IU), partido que Gobierna en la localidad con el apoyo del PP, quienes votaron en contra de la aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

Publicidad

Dicha moción solicitaba en su exposición la sustitución del nombre de la actual calle General Yagüe por el de Leopoldo Cuéllar Carrasco, dando cumplimiento así a la Ley de Memoria Histórica actualmente en vigor y que durante los ocho años de gobierno de IU en el Consistorio no ha sido aplicada.

Durante la defensa de la moción, el PSOE realizó un reconocimiento a aquellas personas que, como Leopoldo Cuéllar, han basado su éxito en la investigación, el conocimiento, engrandeciendo el nombre de su pueblo y llevándolo fuera de sus fronteras. Y para ello se invitó al resto de grupos políticos a aprobar dicha moción de una forma tan sencilla como es aplicando la ley, en este caso la de Memoria Histórica.

La sorpresa se produjo en el momento del debate y posterior votación, puesto que tres de los cuatro concejales de Izquierda Unida presentes en la sesión se opusieron a la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, votando en contra de la moción junto a los dos concejales del PP, que también se opusieron a cumplir la ley, alegando que no se había consultado a los vecinos de dicha vía.

Afortunadamente, este rechazo no dio sus frutos y, finalmente, el cambio de denominación de la calle se aprobó gracias a los votos a favor de los seis concejales del Grupo Municipal Socialista y al voto de uno de los concejales del Grupo Municipal de Izquierda Unida.

Tal fue la sorpresa que la actitud de estos tres concejales de IU en el Ayuntamiento, que en el turno de preguntas que permite participar al público asistente al finalizar el Pleno, varios fueron los ciudadanos que criticaron a los concejales de Izquierda Unida por renegar de principios por los que su partido había trabajado durante tantos años, preguntándoles incluso “¿qué hacéis representando las siglas de Izquierda Unida?”. A esta pregunta, uno de los concejales de IU llegó a responder, cual Primo de Rivera, que “no era de izquierda, ni de derechas”.