Se presentan como "alternativa identitaria en la capital imperial" y aseguran que entre sus objetivos primordiales se encuentran la lucha por la justicia social, la defensa de las tradiciones y la prestación de asistencia "a aquellos españoles que encontrándose en situación de extrema necesidad se topan con unas instituciones que les dan la espalda". Estas son las credenciales de Fratría Toledo, una asociación -tal y como se definen en sus redes sociales- que pretende ser un espacio "inconformista" en la capital regional. 

Una iniciativa que sigue el modelo de Hogar Social Madrid, tanto en su propuesta e ideología, como en su propia imagen, para la que han elegido un diseño muy similar al del colectivo –aunque no tomen su denominación- enmarcando en una circunferencia azul, con fondo gris, el perfil de la Puerta de Bisagra toledana en negro (Hogar Social tiene el castillo de tres almenas y el león rampante, símbolos de la Corona de Castilla) y el águila bicéfala de color blanco, que porta en su pecho el escudo cuartelado con las armas de Castilla y las de León. 

Similitudes que van más allá de lo estético, puesto que comparte también con Hogar Social la defensa de una justicia social "para los españoles" y su ideología de extrema derecha, aunque centrando su discurso en la acción social para los de la propia tierra. Muestra de ello que entre sus promotores se encuentre algún miembro de España2000 en Toledo y  que haya despertado también simpatías entre los ultras. En poco más de 24 horas desde su anuncio en las redes, han reunido ya más de 250 seguidores tanto en Twitter como en Facebook. 

Y es que aunque se definen como asociación, en sus perfiles en la red no ocultan su carácter de organización política. Asegura que es un proyecto impulsado por toledanos que "han decidido dar el paso", según explican, para construir esa "alternativa" a la "caduca" dicotomía izquierda-derecha.  

Publicidad

Un origen político, que al igual que Hogar Social, bebe de las fuentes de la organización griega Amanecer Dorado, que comenzó repartiendo alimentos a los ciudadanos griegos en situación de necesidad, y la italiana Casa Pound, el movimiento fascista que se extiende en Italia desde hace algo más de 15 años. 

Aseguran en sus redes que con tan solo unas horas de vida ya han recibido la petición de ayuda de "una familia toledana", en situación de emergencia, y con la cual se han comprometido a "cubrir sus necesidades básicas". Piden para ello colaboración, pudiéndose entregar alimentos no perecederos en su sede, situada en uno de los locales del número 4 de la avenida de la Reconquista.